Estudio: Estrés y ansiedad sacan canas a los perritos

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
20 de Diciembre de 2016 a las 10:46
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Estrés y ansiedad sacan canas a los perritos
Foto: internet

Los perros jóvenes cuyos dueños los calificaron como ansiosos e impulsivos tenían más probabilidades de tener pelaje gris en el hocico que los perros que no eran considerados como ansiosos o impulsivos, según una nueva investigación publicada en Applied Animal Behavior Science.

El investigador principal del estudio, Camille King, de la Northern Illinois University explicó en un comunicado que para el estudio entrevistaron a cerca de 400 propietarios de perros, usando un  cuestionario de 42 preguntas sobre el comportamiento de sus perros, edad y salud.

Los investigadores excluyeron a los perros con pieles de color claro, ya que el color de la piel hacía difícil discernir si los perros tenían o no hocico gris. También excluyeron a los perros que no tenían entre 1 y 4 años, ya que los perros más viejos podrían tener piel gris simplemente por envejecimiento. Para medir el nivel de ansiedad de cada perro, los investigadores hicieron preguntas sobre el comportamiento de la mascota, incluyendo si el perro destruía cosas cuando lo dejaban solo, si el perro tuvo pérdidas de cabello o si el perro se encoje cuando conoce personas nuevas.

stressed-dog-003.jpg
Inserte el caption de la imagen

Para evaluar la impulsividad, los investigadores preguntaron si los perros saltaban sobre la gente, si demoraban mucho en calmarse, si se orinaban de emoción o si quedaban hiperactivos después del ejercicio. Luego, los evaluadores (sin conocer a los perros) clasificaron cada foto en una escala de 0 a 3, 0 indicando que no había grisáceo en el hocico y 3 que indicaban gris completo.

Los perros hembra tendieron a tener mayores niveles de gris que los perros machos, según los investigadores. Por otra parte, los perros que mostraron temor hacia ruidos fuertes y animales desconocidos y la gente también tenían más gris. Por otro lado, el color del hocico no se relacionó con el tamaño del perro o problemas médicos.

"Al principio, estaba un poco escéptico de la hipótesis", dijo el co-investigador del estudio Thomas Smith, profesor en la Facultad de Educación de la Northern Illinois University. "Sin embargo, cuando analizamos los datos, los resultados fueron bastante sorprendentes".  Otros estudios han demostrado que el estrés puede alterar el color del pelo.

 

FUENTE: Live Science


#perro #canas
Compartir Twittear Compartir