Extraña biodiversidad habita en cueva que estuvo sellada por más de 5 millones de años

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
16 de Septiembre de 2016 a las 11:39
Compartir Twittear Compartir
Extraña biodiversidad habita en cueva que estuvo sellada por más de 5 millones de años
Patrick Landmann/SPL

Esta cueva se rumana se encuentra a unas pocas millas al oeste del Mar Negro. Descubierta en 1986, menos de 100 personas han logrado entrar y analizar el ambiente y las criaturas que existen ahí. La cueva Movile ha estado sellada por casi 5.5 millones de años, tiene un aire tóxico para los seres humanos y es extremadamente húmedo, lo que lo hace un ambiente propicio para el desarrollo de ciertas criaturas. Algunos hallazgos se documentan en Science.

Fue descubierto por un grupo de trabajadores de la República Socialista de Rumania que buscaban nuevas rutas para construir una planta de energía nuclear. Hoy en día, ha sido bloqueada por las autoridades y solo se puede acceder con un permiso especial.

p031dbgf.jpg
Thierry Berrod, Mona Lisa Production/SPL

Una vez en el fondo de la cueva, el aire contiene la mitad de la cantidad de oxígeno que se necesita para respirar y es rico en dióxido de carbono y sulfuro de hidrógeno. La cueva es completamente oscura, ya que no ha visto la luz del sol durante al menos 5,5 millones de años.

Pero dentro de este ambiente hostil, los científicos han identificado hasta el momento 48 especies.  Las criaturas son arañas, escorpiones de agua, pseudoescorpiones, ciempiés, sanguijuelas, e isópodos, 33 de las cuales solo viven en esta cueva y no tienen visión y carecen de pigmento. Después de todo, ¿quién necesita vista o tener algún tipo de coloración en tanta oscuridad? Además, son criaturas con extremidades largas y antenas, para poder navegar en la oscuridad.

p031dbjw.jpg
Thierry Berrod, Mona Lisa Production/SPL

Además, es uno de los pocos ecosistemas que se basan bacterias quimiosintéticas. La mayoría de los ecosistemas utilizan la fotosíntesis para obtener energía. Sin embargo, ya que no hay luz solar natural en la cueva, las bacterias usan carbono para obtener su energía y lo consiguen directamente a partir de reacciones químicas, tales como la oxidación de sulfuro o la oxidación de amonio.

Pero, ¿cómo terminaron ahí esos animales si la cueva había estado sellada? "Es probable que las bacterias hayan estado ahí desde hace más de 5 millones de años, y que los insectos hayan quedado atrapados ahí en esa época", explica J. Colin Murrell, microbiólogo de la Universidad de East Anglia. Todavía hay muchos misterios que yacen en lo profundo de la cueva Movile, incluso luego de 30 años de conocer su existencia. Hay mucho más biodiversidad por descubrir, que podría dar información sobre la evolución de la vida en la Tierra.

 

FUENTE: IFL Science


#biodiversidad #cueva
Compartir Twittear Compartir