Lo que no sabías del olor de pies y la ciencia te explica

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
5 de Agosto de 2015 a las 11:33
Compartir Twittear Compartir
Lo que no sabías del olor de pies y la ciencia te explica

Renate Smallegange una experta en el olor de los pies. La investigadora ha estado tratando de entender la receta única que da a nuestros pies su olor, con la intención de frenar su propagación. 

Algunas personas tienen un olor más agradable que otras. No importa cuán limpio esté, un cierto olor es casi inevitable debido a la anatomía de nuestros pies. El pie contiene cerca de 600 glándulas sudoríparas por centímetro cuadrado. Éstas excretan un nutritivo caldo de sales, glucosa, vitaminas y aminoácidos que constituyen la dieta perfecta para una colonia de bacterias.

Hay tantas bacterias en nuestros pies, que a los microbiólogos les ha costado mucho trabajo encontrar cuáles son las que causan el hedor y dónde están localizadas. James Reynolds y sus colegas de la Universidad de Loughborough, en Reino Unido, intentaron responder a esta pregunta mapeando la población de bacterias en sus propios pies.

 

 

pies home

BBC

 

 

Cinco grupos se destacan: Corynebacteria, Micrococcus Propionibacteria, Betaproteobacteria y Brevibacteria, pero el más notorio fue el Staphylococcus. Este último siempre coincide con una sustancia química potente llamada ácido isovalérico. Estas bacterias son más comunes en la planta, en la parte cercana a los dedos, lo cual explica por qué esta zona es más hedionda. La comparación con el queso es apropiada: muchos tienen una mezcla similar de sustancias químicas.

Un estudio japonés descubrió que tres químicos que se encuentran normalmente en los cítricos pueden atacar a los Staphuyococcus sin dañar a sus vecinos. Su trabajo fue fuente de inspiración para muchos de los estudios que llevó a cabo Smallegange, investigadora de la Universidad Wagenigen, en Holanda. Smallegange descubrió, por ejemplo, que el parásito de la malaria parece alterar el sentido del olfato de los mosquitos, que se sienten aún más atraídos por el olor a pie.

Es un mecanismo retorcido que le ayuda al mosquito portador a identificar a sus potenciales víctimas, para continuar su ciclo vital en un cuerpo humano. "Por eso el mosquito es tan buen vector de la malaria". Como es de esperar, aquellos que tienen más Staphylococcus tienden a ser más atractivos. Por esta razón, los intentos por combatir a estas bacterias pueden ofrecer cierta protección contra la malaria. Por otra parte, el olor puede usarse como un anzuelo para atrapar mosquitos.

Actualmente, se está llevando a cabo un ensayo en la isla Rusing, en Kenia, para probar si las trampas pueden matar a los mosquitos o distraerlos a fin de reducir el número de picaduras e infecciones.

 

 

FUENTE: BBC


Compartir Twittear Compartir