Perú: País en el que licúan ranas para beber

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
18 de Mayo de 2015 a las 12:19
Compartir Twittear Compartir
Perú: País en el que licúan ranas para beber

Perú es uno de los países con mayor biodiversidad del mundo, y esto lo convierte en un centro "ideal" para el tráfico ilegal de animales vivos. Preparar un batido de rana toma unos pocos minutos. Primero, la vendedora saca una rana del tanque. Le corta el cuello con un cuchillo y la pela con facilidad como si fuera una banana.

Pese a que no hay evidencia científica, muchos en Perú creen que el batido de rana es bueno para la salud. "Es muy bueno para la anemia y para los dolores de pecho", dice un cliente. También se lo conoce como el viagra andino.

Este licuado de anfibio es originario de las comunidades indígenas de los Andes pero se ha popularizado en el resto de la población. “Puedo llegar a vender unos 100 al día", me dice la vendedora, que sabe que algunas de las especies de rana están amenazadas.

"En los mercados locales encontramos cinco o seis animales de la lista al día", dice José Miguel Ruiz, de la policía ecológica de Perú. "La semana pasada descubrimos seis tucanes drogados en el aeropuerto. Los habían puesto en un tubo y los estaban enviado al extranjero". Pero, en la práctica, las sentencias de prisión son poco frecuentes. Ruiz dice que sólo fueron siete el año pasado en Lima.

 

 

rana 2

Foto. BBC

 

 

El tráfico de animales vivos es el que más preocupa a las autoridades. La enorme variedad de especies de animales son muy codiciadas por coleccionistas locales y extranjeros. La mayoría de estas criaturas que se venden en Lima vienen de la Amazonía peruana, en particular de la región de Loreto, en el norte del país.

Las comunidades indígenas en Perú pueden practicar la caza de subsistencia, pero la venta de carne silvestre es un área gris. Perú cuenta con un comercio legítimo de fauna salvaje. En la región de Loreto hay comunidades indígenas que crían tortugas y pecaríes para exportar.

Sin embargo, Rainer Schulter, un biólogo alemán y experto en ranas que ha vivido la mayor parte de su vida adulta en Perú, cree que el comercio legal es muchas veces una forma de encubrir actividades ilegales. "Tienen un fondo falso en los tanques de peces para exportar. Bajo ese fondo, esconden ranas, tortugas exóticas, lagartijas... Yo diría que casi todas las ranas ilegales viajan así, con los peces".

Al gobierno de Estados Unidos le preocupa el contrabando desde América del Sur (EE.UU. es el segundo mercado más grande para el tráfico ilegal de flora y fauna después de China). Recientemente, el gobierno anunció el envío inminente de un funcionario de su Servicio de Pesca y Fauna Silvestre a Lima.

Las amenazas a la vida silvestre en Perú son múltiples: la deforestación, la sobrecaza y el cambio climático han dejado su huella. El contrabando es una presión adicional.

 

 

FUENTE BBC


Compartir Twittear Compartir