Descubren que los Neandertales nos dieron genes de enfermedades de hoy

Filosofía y Humanidades

Por Sophimania Redacción
30 de Enero de 2014 a las 09:55
Compartir Twittear Compartir
Descubren que los Neandertales nos dieron genes de enfermedades de hoy

Un amplio estudio científico realizado por genetistas alemanes y estadounidenses muestra pruebas contundentes de que los homo sapiens tenemos rasgos heredados de los neandertales. Enfermedades como la diabetes, el lupus y la cirrosis; o características de la piel y el cabello serían vestigios del hombre de Neandertal en nosotros. Esto se debería a que hasta un 20% del genoma de los neandertales habría sobrevivido en los humanos.

 

030e 1n

EL ESTUDIO DE LOS GENETISTAS DE HARVARD MOSTRÓ QUE LOS HOMO SAPIENS TENEMOS CARACTERÍSTICAS GÉNICAS NEANDERTALES ESPECÍFICAS. FOTO: NATURE.COM

 

Inicialmente se pensó que homo sapiens y neandertales, dos especies distintas de homínidos, no tuvieron mayor vinculación y que esta última se extinguió sin dejar huellas. Sin embargo, desde hace varios años se vienen reforzando con mayores datos la conexión entre los homo sapiens y los neandertales.

Desde restos óseos de un posible híbrido de sapiens y neandertal, hasta estudios de secuenciación de genoma, estas pruebas vienen fortificando la conexión entre ambas especies.

El estudio publicado en 2010 del director del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, Svante Pääbo, fue totalmente revelador pues mostró que los neandertales, desaparecidos hace unos 30.000 años, dejaron su huella en los homo sapiens con quienes se mezclaron cuando habitaron Europa.

Pääbo mostró en estudios posteriores que el genoma de los humanos actuales, con excepción de los africanos, contiene entre un 2% y 4% heredado del hombre de Neandertal. Esto se debe a un cruce de las especies que ocurrió hace unos 40.000 y 80.000 años.

 

 

030e 4n

LOS ANTEPASADOS DE LOS AFRICANOS NO TUVIERON CONTACTO CON LOS NEANDERTALES. FOTO: BINARANATOURS.COM

 

Los africanos no presentan la herencia neandertal debido a que sus antepasados no habitaron Europa ni Asia y no hubo interacción ni cruce entre ellos.

En el estudio, realizado por investigadores del Departamento de Genética de la Facultad de Medicina de Harvard y del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, se comparó variantes genéticas de 846 personas no africanas y de 176 individuos del África subsahariana con el genoma de un neandertal de hace 50.000 años. Las conclusiones del estudio fueron publicadas en la revista Nature.

 

030e 3n

EL ESTUDIO MOSTRÓ QUE LOS GRUPOS DE AFRICANOS NO CONTIENEN GENES NEANDERTALES. FOTO: NATURE.COM

 

Por medio de filtros génicos, descubrieron que ciertas áreas del genoma de los no africanos concentraba bastante ADN neandertal, mientras que otras zonas aparecían sin ningún rastro de él. Las mutaciones producidas se desarrollaron en función a la selección natural que determinó que se conservacen ciertos rasgos, mientras que otros fueron siendo descartados.

Así, un rasgo que ayudó a la adaptación de los sapiens a escenarios fríos fue extraído de su cruce con los neandertales. Genes neandertales afectan los filamentos de keratina, lo que produce que la piel, el cabello y las uñas tengan mayor dureza, característica que debieron haber desarrollado los neandertales en zonas frías de Europa y Asia.

 

030e 2n

UN RASGO GENÉTICO NEANDERTAL HABRÍA AYUDADO A LOS HOMO SAPIENS A ADAPTARSE MEJOR A LOS CLIMAS FRÍOS. FOTO: INTERNET

 

En cambio otros rasgo más fien fueron perjudiciales. Como explica Sriram Sankararaman, miembro del equipo investigador del grupo de Harvard, algunos de los genes neandertales afectaron a los sapiens no africanos: "la introducción de algunas de esas mutaciones neandertales eran perjudiciales para los antepasados de los no africanos y fueron, por lo tanto, eliminadas después por la acción de la selección natural".

Por ejemplo, los investigadores de Harvard y del Instituto Max Planck detectaron que ciertas variantes genéticas modernas heredadas de los neandertales promueven enfermedades relacionadas con el sistema inmunológico, y hasta conductas vinculadas con la capacidad de fumar.

Fuente: ABC


Compartir Twittear Compartir