Estudio: La mano humana evolucionó para golpear

Filosofía y Humanidades

Por Sophimania Redacción
25 de Octubre de 2015 a las 23:58
Compartir Twittear Compartir
Estudio: La mano humana evolucionó para golpear

Un equipo de la Universidad de Utah, liderado por David Carrier, tiene la hipótesis de que la destreza manual también evolucionó para la violencia, dado que afirman que la mano de los hombres se ha transformado para utilizarla como arma, en forma de puño.

 

En el estudio, publicado en la revista Journal of Experimental Biology, se sugiere que, aunque la capacidad de cerrar la mano y formar un puño puede ser solo una coincidencia de la selección natural, las proporciones de la mano que permiten esta formación pueden indicar "algo importante sobre nuestra evolución y quién somos como especie", afirma Carrier. Los humanos tenemos unos dedos y unas palmas cortas, y unos pulgares más largos, fuertes y flexibles que otros primates.

 

El equipo sostiene que nuestras manos han evolucionado para dar puñetazos, pero también que la cara de los australopitecos, nuestros ancestros, también lo hicieron para resistir a estos golpes, mientras que la cara de los Homo sapiens se hizo más delicada. Su hipótesis es que un puño cerrado evita que los huesos metacarpianos de la mano se fracturen al reducir la tensión durante el golpe.

 

Para probar su hipótesis compraron nueve cadáveres masculinos y los colocaron en un aparato similar a un péndulo para que el brazo pudiera oscilar y la mano golpease una pesa acolchada con un sensor de fuerza en tres posiciones: con el puño cerrado, con el puño cerrado pero el pulgar extendido, y con la mano abierta.

 

Tuvieron que invertir una semana de trabajo por cada mano, debido a la meticulosidad con la que tenían que prepararlo todo. Después de cientos intentos, los investigadores señalan que, con un puño completamente cerrado, los humanos pueden golpear con un 55% más de fuerza que con uno que no lo esté.

 

Estas podrían ser las proporciones que mejoraron la destreza manual a la vez que hicieron que el puño pudiese usarse como arma durante una pelea.

 

 

FUENTE: El Mundo


Compartir Twittear Compartir