Famoso experimento mental moral sirve para explicar el triunfo de Trump

Filosofía y Humanidades

Por Sophimania Redacción
10 de Noviembre de 2016 a las 11:43
Compartir Twittear Compartir
Famoso experimento mental moral sirve para explicar el triunfo de Trump
Foto: Internet

En las elecciones estadounidenses Donald Trump ganó la presidencia gracias al voto electoral (por Estados) que se impuso por sobre el voto popular (conteo individual). Así,  Trump ganó con 59,3 millones de votos de los ciudadanos, mientras que Hillary pese a obtener más votos ciudadanos, 59,5 millones, perdió.

A pesar de los muchos anticuerpos y críticas contra el machismo, racismo, clasismo, xenofobia, misogenia de Trump, este ganó las elecciones contrariamente a las predicciones de la mayoría de expertos y politólogos. Una fórmula de impedir su victoria era salir de casa e ir a votar por Clinton (el voto en Estados Unidos es voluntario), sin embargo, los votantes optaron por quedarse en casa o votar por candidatos “third party”, o por aquellos que no tenían ninguna oportunidad de ganar. ¿Por qué?

Hay un, ya clásico, experimento mental ético que permitiría entender el comportamiento del votante. En este experimento, propuesto por la filósofa británica Philipa Foot en 1967, un tranvía está avanzando por un camino recto, a punto de chocarse con un grupo de cinco personas. Una persona tiene acceso a la palanca y puede dirigir el tranvía hacia la otra pista donde hay una sola persona, o puede mantener el tren sobre su camino y matar a las 5 personas. El problema moral planteado obliga a elegir entre tomar acción y matar a una persona o permanecer inactivo y dejar que cinco mueran.

Frente a este dilema alrededor del 90 % de la gente suele elegir lo que se considera el bien mayor: salvar a la mayor cantidad de personas. Sin embargo, esto cambia cuando los sentimientos se involucran. Cuando se les presenta a las personas situaciones con personas que conocían, eran capaces de dejar que el mayor grupo pereciera, con tal de salvar a su ser amado. Esto explicaría por qué muchas personas continuaron votando por un candidato que no tenía opciones de ganar, en vez de votar por el que sí podía ganarle a Trump.

Esta mentalidad convirtió las elecciones de este año en un problema: los votantes sabían que el triunfo de Trump sería perjudicial para las mujeres, las minorías, los inmigrantes, las personas LGBTQ y otros. Sin embargo, para "salvar" a estos grupos marginados habrían tenido que tomar medidas que sentían transgredían su ética personal votando por un candidato que les generaba desconfianza: Hillary Clinton.

El hecho de que millones de estadounidenses prefirieron proteger sus ideales morales privados o personales, en vez de pensar en el bien común (y proteger a las poblaciones vulnerables) explica, en parte el triunfo de Donald Trump. Para estos votantes, la votación era una decisión ética personal más que un medio para un fin común.

 

FUENTE: POPSCI


#estados unidos #moral #logica
Compartir Twittear Compartir