La amistad en la juventud puede afectar la salud en la adultez

Filosofía y Humanidades

Por Sophimania Redacción
28 de Julio de 2015 a las 12:48
Compartir Twittear Compartir
La amistad en la juventud puede afectar la salud en la adultez

La gente suele pensar que la calidad de sus amistades cuenta más que la cantidad, pero un nuevo estudio muestra que el número de amigos que tenemos cuando somos jóvenes tiene un impacto significativo en nuestra salud en el futuro.

Investigadores de la Universidad de Rochester en los EE.UU. han llevado a cabo un estudio en curso de 30 años que evalúa las interacciones sociales de un grupo de estudiantes. El autor principal, Cheryl Carmichael, se puso en contacto con los estudiantes en sus  20 años de edad, en un estudio de interacciones sociales en Rochester en la década de 1970, luego otra vez como adultos a sus 30 años de edad, una década más tarde. Después de haber rastreado 133 de los 222 participantes originales, fue capaz de medir los posibles vínculos entre sus estilos de vida sociales cuando eran jóvenes y la salud mental y bienestar físico en la edad media.

 

 

friend 2

thoughtcatalog

 

 

Los resultados, publicados en Psychology and Aging, una mayor frecuencia y volumen de las interacciones sociales mientras estamos en los 20 años es beneficioso a medida que envejecemos porque las experiencias nos dan un conjunto de herramientas sociales más amplias que podemos aprovechar más tarde, y esto a su vez beneficia nuestra salud y longevidad global.

Sin embargo, mantener muchos amigos una vez que llegamos a los 30 es discutible en cuanto a nuestra salud fisiológica, pero los participantes que reportaron relaciones íntimas y satisfactorias con sus amigos en sus 30 años también reportaron altos niveles de bienestar en la mediana edad.

Curiosamente, mientras que la investigación resalta los beneficios del vínculo entre la cantidad de amistades a los 20s y la calidad de las amistades a los 30s, una no sigue necesariamente a la otra. Los investigadores se sorprendieron al encontrar que estudiantes en sus 20s, que eran  socialmente activos, no necesariamente tenían éxito en la búsqueda de relaciones de calidad una década más tarde.

"De hecho, tener pocas conexiones sociales es equivalente al consumo de tabaco", dijo Carmichael, "y es más alto que para los que beben cantidades excesivas de alcohol, o sufren de obesidad".

"Sería interesante ver si la actividad social beneficiosa durante los años de universidad y al principio de la edad adulta siguen teniendo efecto, en términos de longevidad, mortalidad y otros resultados específicos de salud, mientras estos participantes se hacen mayores", dijo.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir