México: Comunidad caníbal usaba especias para aderezar la carne humana

Filosofía y Humanidades

Por Sophimania Redacción
22 de Mayo de 2015 a las 16:15
Compartir Twittear Compartir
México: Comunidad caníbal usaba especias para aderezar la carne humana

Un nuevo estudio publicado en Archaeometry reveló que una tribu de caníbales ubicada en Ciudad de México (México) que, hace 2.500 años, cocinaban la carne humana y la aderezaban antes de comérsela. El descubrimiento ha podido ser realizado gracias a una serie de huesos cuyo color ha revelado que fueron asados o hervidos en una solución que contenía especias como azafrán, chiles o achiote (las cuales se siguen usando a día de hoy en cocina).

El estudio, ha contado con la colaboración de varios expertos de dos universidades mexicanas y de Aioze Trujillo-Mederos, de la Universidad Complutense de Madrid. El equipo, concretamente, ha estudiado los restos óseos de 18 seres humanos hallados en el yacimiento arqueológico de Tlatelcomila.

 

 

canibal 2

Foto: RADIO

 

 

Los expertos han logrado determinar que los restos óseos tienen una edad de entre 2.500 y 2.700 años y que fueron expuestos a altas temperaturas. Estos datos, unidos al hecho de que algunos estaban dañados, determina que pudieron ser cercenados por herramientas humanas. A su vez, el extraño color que presentan podría denotar que fueron hervidos en agua con alguna sustancia o hechos a la parrilla.

En base a una serie de pruebas realizadas con difracción de rayos X y microscopios electrónicos, los científicos han logado determinar el tipo de «receta» que usaron los caníbales. Así pues, creen que la carne humana de los restos óseos que ahora cuentan con un tono rojizo fue asada.

Estos condimentos contienen altas cantidades de carotenoides, pigmentos naturales que podrían dotar de este color a los restos.

Para comprobar los resultados, los expertos tiñeron varios huesos de vaca en una solución similar. “El hueso resultante presentó el mismo color que los huesos arqueológicos, lo que demuestra que el color de la superficie del hueso se puede atribuir a la cocción. Las diferencias en el color de los fragmentos se pueden atribuir, por lo tanto, a las diferentes recetas mesopotámicas”, añade el estudio.

 

 

FUENTE: ABC


Compartir Twittear Compartir