PERU: Dos balsas del proyecto Kon Tiki II cruzarán el Océano Pacífico ida y vuelta

Filosofía y Humanidades

Por Sophimania Redacción
28 de Octubre de 2015 a las 14:11
Compartir Twittear Compartir
PERU: Dos balsas del proyecto Kon Tiki II cruzarán el Océano Pacífico ida y vuelta

El domingo 1 de noviembre zarparán del Callao hacia la Isla de Pascua dos embarcaciones similares a las utilizadas por los antiguos habitantes de Sudamérica con el propósito de demostrar que ellos contaban con habilidades y tecnología suficientes para realizar largas travesías y cruzar el océano más grande del mundo. El nombre del proyecto es Kon Tiki II y es parte de una iniciativa noruega, 14 personas navegarán aproximadamente cinco mil kilómetros durante seis semanas a bordo de balsas de madera que no cuentan con motor ni timón ni remos.


Las balsas están siendo construidas en los astilleros del SIMA (Servicios Industriales de la Marina) con una madera que ahora solo se encuentra en Ecuador, y con las mismas características de las embarcaciones prehispánicas. La expedición ha sido organizada por un equipo multidisciplinario y cuenta con el apoyo de The Thor Heyerdahl Institute, The Norwegian University of Technology and Science y The Norwegian Institute for Water Research.

 

Kontiki body1

FOTO: KONTIKI2.COM

En 1947, el explorador y biólogo noruego Thor Heyerdahl logró navegar desde el Perú hasta la Polinesia en una balsa construida con materiales y técnicas usadas por los antiguos sudamericanos. Siguiéndole los pasos, 59 años después, otro equipo de expedicionarios cruzó el Pacífico a bordo de la Tangaroa, embarcación similar a la Kon Tiki construida también en el SIMA.

 

Kontiki body2

FOTO: KONTIKI2.COM

La actual expedición se diferencia de las anteriores porque incluye la ruta de regreso –de la Isla de Pascua al Callao–, un viaje que desafiará las corrientes y que no se ha hecho en esas condiciones durante los tiempos modernos. Si pudieron hacerlo nuestros antepasados es algo que la Kon-Tiki II ayudará a esclarecer.

 

Además de demostrar que los antiguos peruanos tuvieron contacto con la Polinesia, la travesía tiene un fin científico: contribuir con el sistema global de observación de mares y océanos. Los tripulantes recolectarán muestras de agua para medir la presencia de plástico hasta en las zonas más alejadas de las costas y conocer así el grado de polución del Océano Pacífico.


Compartir Twittear Compartir