Perú evacua un pueblo amazónico amenazado por una tribu indígena

Pueblos Indígenas

Por Sophimania Redacción
24 de Diciembre de 2014 a las 13:26
Compartir Twittear Compartir
Perú evacua un pueblo amazónico amenazado por una tribu indígena

El Gobierno peruano ha ordenado evacuar a los habitantes del pueblo amazónico de Monte Salvado ante la amenaza de la tribu indígena Mashco Piro, cuyos miembros exigen armados con arcos y flechas víveres "de utilidad".   

Desde el 18 de diciembre, "aproximadamente 200 indígenas mashco piro en situación de aislamiento se encuentran en los alrededores de la comunidad Monte Salvado armados con arcos y flechas, exigiendo alimentos y herramientas de utilidad para ellos".   

Los nativos peruanos han obligado a los 39 residentes en Monte Salvado, incluidos 16 niños, a refugiarse en el puesto de vigilancia de esta comunidad selvática, sin que, de momento, haya heridos en ningún bando.   

El Ministerio de Cultura ha considerado que "la evacuación de Monte Salvado y Puerto Nuevo hacia la ciudad de Puerto Maldonado es necesaria para salvaguardar la vida y la seguridad tanto de los comuneros como de la población en situación de aislamiento".

mash home

Foto: SOPHIMANIA


"Se ha coordinado con los sectores de Interior y Defensa la evacuación de la población vía aérea, acompañados de un equipo de la Policía Nacional del Perú (PNP) y representantes del Ministerio de Cultura, pero debido a malas condiciones climatológicas, hasta la fecha no ha sido posible", ha explicado en un comunicado.   

Así las cosas, "los representantes del Ministerio de Cultura han puesto en marcha un plan alternativo para trasladar a todos los comuneros en embarcaciones fluviales”.

"Estos botes ya se encuentran rumbo a Monte Salvado y Puerto Nuevo y se espera su arribo a de Puerto Maldonado el 27 de diciembre", ha indicado.    No es la primera vez que los mashco piro irrumpen en un pueblo de la región peruana de Madre de Dios, ubicada en la frontera con Brasil. El pasado mes de mayo, otro grupo asaltó un albergue turístico en el Parque Nacional del Manu y se llevaron ollas metálicas.


FUENTE: The Guardian




Compartir Twittear Compartir