Acuerdo nuclear con Irán: ¿Es el mundo un poco más seguro desde hoy?

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
25 de Noviembre de 2013 a las 10:35
Compartir Twittear Compartir
Acuerdo nuclear con Irán: ¿Es el mundo un poco más seguro desde hoy?

Luego de cuatro días de conversaciones entre Irán y seis potencias mundiales, se llegó a un acuerdo histórico sobre el programa nuclear iraní. El texto final es un acuerdo temporal que levanta parcialmente las durísimas sanciones que hoy en día minan la economía de Irán, a cambio que este reduzca su enriquecimiento de uranio.

El presidente Barack Obama ha saludado este acuerdo histórico como la primera vez, en diez años, que se logra frenar el avance del programa nuclear iraní. El sábado por la noche, el acuerdo final fue aprobado personalmente por Obama en Washington. Aseguró que hará más difícil la construcción de un arma nuclear, y más fácil de percatarse si es que Irán lo intenta. Sin embargo, el principal aliado de EE.UU. en Medio Oriente, Israel, condenó lo que calificó como un "error histórico": aliviar las sanciones sin desmantelar el programa nuclear de Irán.

El acuerdo fue en parte resultado de negociaciones secretas mantenidas con Irán durante el último año. En la reunión final, estuvieron presentes el canciller iraní Mohammad Javad Zarif y el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry; además de los ministros de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, China, Francia, Alemania y Rusia, como garantes.

acuerdo programa nuclear iran

Mesa de Diálogo sobre el programa nuclear de Irán. Foto: diario1.com

Para los funcionarios iraníes, el texto final es una victoria, porque les permitirá conversar su programa de enriquecimiento de uranio. Por su parte, los funcionarios occidentales aseguran que no significa tal cosa, y hacen hincapié en todos los límites descritos en el acuerdo. Las diferentes interpretaciones ponen en relieve lo difícil que puede ser avanzar hacia un acuerdo final que resuelva las diferencias de una vez por todas.

El acuerdo permite que Irán acceda a un poco más de 4 mil millones de dólares en ingresos por ventas de petróleo, que estaban en cuentas congeladas. Además, suspende las restricciones al comercio de piezas de oro, productos petroquímicos, automóviles y aviones.

Además de reducir su enriquecimiento de uranio, el acuerdo contempla que Irán no hará más avances en sus instalaciones atómicas de Natanz, Fordo y Arak. Junto con eso, se comprometen a una mayor apertura a inspecciones exhaustivas por parte de la OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica).

Traducción y Edición de Ernesto Cabral para Sophimanía. Fuentes: Reuters, La Nación, The Guardian


Compartir Twittear Compartir