Encuentran mensaje dentro de una botella que tiene más de 100 años

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
25 de Agosto de 2015 a las 07:59
Compartir Twittear Compartir
Encuentran mensaje dentro de una botella que tiene más de 100 años

Una postal colocada en una botella y tirada en el Mar del Norte hace más de un siglo ha sido encontrada y devuelta a la institución científica responsable de su distribución. El documento es parte de uno de los experimentos científicos de más larga duración en el mundo.

 

Desde 1904-1906 George Parker Bidder, de la Asociación de Biología Marina del Reino Unido (MBA) colocó 1020 tarjetas postales dirigidas a la institución en botellas y las liberó en el Mar del Norte. Las tarjetas ofrecen una recompensa de un chelín a cualquier persona que encuentre uno y lo publique de nuevo con la información.

 

Marianne Winkler encontró la botella en abril de 2015 en una playa en Amrum, una isla frente a la costa de Alemania en el Mar del Norte. La tarjeta estaba sin fecha así que Winkler no podía saber qué tan viejo era el mensaje. 

 

 

mensaje 2

ifls

 

 

Siguiendo las instrucciones de la nota dentro, Winkler y su esposo rompieron la botella y la enviaron por correo de nuevo a la MBA. Su director de comunicaciones, Guy Baker, explicó que recibir el correo causó un gran revuelo.

 

Bidder estaba particularmente interesado en el estudio de las corrientes marinas profundas, más que en comprender sus movimientos en la superficie. Su trabajo representa un precursor de los flotadores Argo que han transformado nuestro conocimiento de los océanos profundos.

 

En lugar de ser arrojados hacia la costa, el 55% de estas botellas que se fueron hacia el fondo se vieron atrapadas en redes de pesca y regresaron a tierra, por lo general cerca a Inglaterra, mientras que las botellas que se quedaron en la superficie tenían más probabilidades de ser barridas en la otra dirección.

 

Bidder encontró que las botellas se movían en la dirección opuesta a las migraciones de los peces planos, apoyando la opinión de que las corrientes del fondo van en contra de la corriente de la superficie. También utilizó la proporción de botellas para probar la intensidad de la pesca y los peligros de la sobreexplotación.

 

 

FUENTE: IFL Science


Compartir Twittear Compartir