Estudio: Las personas ateas y las muy religiosas no le temen a la muerte

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
27 de Marzo de 2017 a las 23:15
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Las personas ateas y las muy religiosas no le temen a la muerte
Foto: internet

Según un estudio publicado en Religion, Brain & Behaviour, las personas que son altamente religiosas y aquellas que no tienen ninguna creencia religiosa tienden a tener menos miedo a la muerte que la persona promedio, lo que sugiere que muchas de nuestras conductas están motivadas por el miedo a morir.

Los investigadores de la Universidad de Oxford descubrieron esto mediante el análisis sistemático de una serie de estudios previos que examinaron los lazos entre la religiosidad y la ansiedad sobre la muerte, para determinar si la creencia en lo sobrenatural ayuda o impide la aceptación de la gente de su propia desaparición.

Su trabajo giró en torno a un concepto conocido como Terror Management Theory (TMT), que plantea la hipótesis de que el conflicto entre nuestro deseo de vivir y el conocimiento de la muerte inevitable es un motor clave detrás de muchos valores culturales y rituales. Esta conciencia crea comportamientos que nos ayudan a evitar la muerte o distraernos de ella, incluyendo las especulaciones que hacemos en defensa de nuestras visiones del mundo.

Es este mecanismo de defensa nos lleva a formar grupos sociales que refuercen nuestras convicciones políticas y religiosas, y afectan la forma en que nos involucramos en diversos rituales sociales como asistir a iglesias o mítines políticos.

Esta hipótesis predice que la ansiedad sobre la muerte será la más baja entre los extremadamente religiosos, ya que el miedo a la muerte conduciría a las personas a las personas muy religiosas a congregarse y creer en el más allá, algo que alivia la sensación de dejar de existir. El equipo utilizó datos de 100 estudios realizados entre 1961 y 2014 para correlacionar el grado de convicción religiosa y la ansiedad sobre la muerte en 26.000 personas en todo el mundo.

Cuando todos los efectos de los estudios se analizaron juntos, los investigadores encontraron que tener fe fuerte tenía un vínculo débil pero significativo con un menor temor a la muerte. A medida que el efecto ganaba fuerza, la ansiedad sobre la muerte parecía desaparecer. La investigación proporcionó algunos otros detalles interesantes: muchos de los estudios exploraron la diferencia entre la religiosidad intrínseca (la fe impulsada por una visión de la religión como un fin a sí mismo) y la religiosidad extrínseca (la fe influida por un valor en la cohesión social o el confort personal). El metanálisis encontró que aquellos que defendían su fe como "intrínsecamente importante" tendían a tener menos ansiedad por morir, mientras que aquellos con mayores grados de motivación extrínseca tendían a tener un mayor grado de ansiedad sobre la muerte.

El equipo examinó los resultados de los informes individuales y encontró que los ateos tampoco mostraban mucha ansiedad por la muerte. "Esto complica definitivamente la vieja opinión de que las personas religiosas tienen menos miedo a la muerte que las personas no religiosas, ya que parece que el ateísmo también genera consuelo ante la muerte o parece ser que son personas que no tienen miedo a la muerte y por eso no buscan la religión", explica el  investigador Jonathon Jong de la universidad de Oxford en el Reino Unido.

Es un estudio complicado de generalizar, pero abre la posibilidad de estudiar más profundamente algunas de estas conductas.

 

FUENTE: ScienceAlert


Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimanía.


#muerte #religion #ateo
Compartir Twittear Compartir