Estudio: Los ateos son más justos que los cristianos… para compensar estereotipos

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
8 de Septiembre de 2017 a las 10:30
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Los ateos son más justos que los cristianos… para compensar estereotipos
imagen: internet

Los ateos son mucho más justos con los cristianos que los cristianos con los ateos, según un nuevo estudio publicado en Journal of Experimental Social Psychology, que ha analizado las interacciones entre los dos grupos.

Sin embargo, hay que analizar más a fondo: el estudio sugiere que los ateos son más agradables en un intento de compensar el estereotipo de que los ateos son inmorales.  Los investigadores de la Universidad de Ohio estaban tratando de estudiar el sesgo en grupo y el comportamiento prosocial.

"A menudo vemos que los estereotipos negativos sobre un grupo pueden llevar a los miembros de ese grupo a comportarse de maneras compensatorias que aparentemente buscan desconfirmar ese estereotipo, como cuando los inmigrantes estadounidenses se esfuerzan por enfatizar su identidad americana cuando se sienten amenazados", dijo la investigadora Colleen Cowgill.

El estudio se dividió en tres partes. La primera parte se realizó con 297 sujetos, 150 cristianos y 147 ateos. A estos participantes se les encargó jugar un juego basado en el Juego Dictador, en el cual un jugador le da a otro jugador una cantidad de dinero. Fue diseñado para analizar qué tan interesadas son las personas. Normalmente las personas no le darán dinero a su contrincante si es que esto los afecta personalmente.

Los investigadores modificaron el juego, sin embargo, para que los participantes creyeran que se jugarían varias rondas del juego, y que el otro jugador al final les pondría un puntaje de “reputación” o conducta, que las otras personas podrían ver. Se les dijo que la otra persona sabía que eran cristianos o ateos. Luego se les informó que su pareja era un personaje ficticio cristiano o ateo. Se les informó que tenían la tarea de dividir el dinero que les habían dado.

La segunda parte del estudio, en la que participaron 233 participantes diferentes, 151 cristianos y 82 ateos, fue casi exactamente la misma, salvo algunas diferencias clave. El segundo grupo no sabía que no estaban asociados con personas reales, y tenían que completar una encuesta que evaluaba la moralidad de su pareja. Los resultados revelan que los cristianos le daban más dinero a los cristiano, pero que los ateos daban la misma cantidad a todos, sin importar el estatus religioso.

Sin embargo, la tercera parte del estudio, en la que participaron 524 participantes, 140 ateos y 384 cristianos, demostró que esta discrepancia no estaba puramente motivada por el altruismo. Estos participantes se dividieron en dos grupos. Al primero se le dijo que su pareja conocería su estatus religioso, mientras que al segundo grupo se le dijo que no revelarían a su pareja su estatus religioso.

Cuando los ateos pensaban que los cristianos no sabían de su ateísmo, mostraron tanto sesgo en grupo como lo hicieron los cristianos, dando más dinero a los ateos compañeros que a los cristianos. "Nuestros resultados muestran que los ateos se preocupan únicamente por los miembros del grupo que los consideran inmorales en virtud de su falta de religiosidad y que estas preocupaciones son al menos parcialmente responsables del comportamiento de los ateos hacia sus parejas cristianas en los juegos económicos", escribieron los investigadores en el estudio.

La interacción entre los dos grupos es de interés permanente para el equipo de investigación. Los investigadores Ain Simpson y Kimberly Rios publicaron un estudio el año pasado que encontró que ambos grupos no se entienden, y que los ateos hablan más negativamente acerca de los cristianos que al revés. "Creo que es bastante revelador que los ateos estén quizás tan conscientes de los estereotipos negativos acerca de sí mismos que hay diferencias observables en su comportamiento en comparación con los cristianos, incluso en este tipo de interacción de pequeñas y bajas apuestas", dijo Cowgill.

El estudio demuestra que la religión no tiene nada que ver con lo buenas o malas que son las personas, sino que los sesgos pueden ser bastante fuertes y nos impulsan a beneficiar o acercarnos a las personas que son como nosotros. Los estereotipos contra los ateos son tan fuertes que pueden hacerlos modificar su conducta para contrarrestarlos, lo mismo sucede con otros grupos que tienen prejuicios asociados.


FUENTE: IFL Science


#justicia #ateismo #cristianismo
Compartir Twittear Compartir