Finlandia: ¿Qué tan bien funciona su famoso sistema educativo?

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
5 de Junio de 2017 a las 09:19
Compartir Twittear Compartir
Finlandia: ¿Qué tan bien funciona su famoso sistema educativo?
Foto: Internet

Finlandia ha revolucionado la visión del proceso de enseñanza aprendizaje, integrando nuevas técnicas para hacer del sistema algo más efectivo para los niños y adolescentes en desarrollo. En vez de centrarse en el aprendizaje de materias, se centra en la adquisición de habilidades.

Por ejemplo, para aprender sobre la antigua Roma, se les muestra una reconstrucción en video de los momentos más importantes de la historia. Los alumnos luego deben usar impresoras 3D para crear miniaturas de los edificios romanos y reconstruir la historia de manera lúdica y así comparar la antigua roma con la Finlandia moderna, en grupos. La idea es que cada grupo se haga experto en un tema y lo exponga al resto de la clase.

El profesor Aleksis Stenholm, que trabaja en la Escuela Secundaria Hauho, explica que los alumnos aprenden sobre tecnología, investigación, comunicación y comprensión cultural, todo en una sola clase. Además, crean un juego de mesa a partir de las impresiones 3D, todo paralelo a la clase.

La revolución educativa en Finlandia

Desde hace casi 20 años, Finlandia es conocida por tener uno de los mejores sistemas educativos, y sus estudiantes de 15 años se colocan en los primeros puestos de la prueba PISA, que evalúa lectura, matermáticas y ciencias.

Tienen jornadas escolares más cortas, vacaciones más largas, muy poca tarea y no rinden exámenes. A pesar de su éxito, está constantemente renovando su sistema y ahora están integrando más contenido digital, para no depender de los libros. Además, desde el 2016, se hizo obligatorio para todas las escuelas finlandesas enseñar de manera más colaborativa y elegir a los alumnos los temas que les gustan, o salir a aprender fuera del colegio.

Este tipo de enseñanza (llamanda phenomenon based learning – PBL) tiene como objetivo enseñar a los niños las habilidades que necesitan para poder desarrollarse en el siglo XXI, explica Kirsti Lonka, profesora de psicología educativa en la Universidad de Helsinki. Una de las habilidades es el pensamiento crítico, que lo incentivan con el objetivo de identificar noticias falsas y evitar el acoso cibernético o bullying. Pero también es aplicado a la instalación de software y conocer el funcionamiento de las computadoras.

"Tradicionalmente la enseñanza se ha definido como una lista de materias y datos que uno debe adquirir -por ejemplo la aritmética o la gramática- con un poco de decoración alrededor, como clases de cívica", dice Lonka. "Pero en la vida real nuestro cerebro no está dividido en disciplinas; pensamos de manera muy holística. Cando piensas en los problemas del mundo -crisis globales, migración, la economía, la era de la posverdad- realmente no le hemos dado a nuestros niños las herramientas para lidiar con este mundo intercultural", opina.

Aprender a pensar, aprender a entender

Los docentes son relajados con el tema de los celulares en el aula. Consideran que es bueno que los niños aprecien su valor como herramienta de investigación y no solo para comunicarse con sus amigos.

Uno de los proyectos más grandes que trabajaron el 2016 fue la inmigración, ya que en Europa hay un gran flujo de migrantes que huyen de sus países de nacimiento.  Stenholm explica que eligieron el tema porque se dieron cuenta de que muchos de sus alumnos tenían muy poca experiencia personal con inmigrantes o la inmigración. Los alumnos de 15 años debieron realizar encuestas callejeras para conocer las opiniones de los locales sobre la inmigración y visitaron un centro de inmigrantes cercano donde entrevistaron a refugiados.

Algunas personas no están tan de acuerdo con este sistema, como el maestro de Física Jussi Tanhuanpaa, quien considera que este método podría no darles a los niños la suficiente profundidad de conocimiento sobre un tema como para permitir que lo estudien a un nivel superior. También teme que esté ampliando la brecha entre los estudiantes más y menos capaces, que históricamente ha sido pequeña en Finlandia. A otros les preocupa que esto agregue más a carga laboral a los docentes y que ponga en situación de desventaja a los maestros de mayor edad que no tengan tantos conocimientos digitales.

"Esta manera de enseñar es genial para los chicos más brillantes que entienden qué conocimientos se deben llevar de un experimento", opina. "Les da la libertad de aprender a su propio ritmo y de tomar el siguiente paso cuando están listos. Pero esto no es así para los niños que tienen menos capacidad de entender y que necesitan más asistencia. La brecha entre los más brillantes y los menos capaces ya empezó a ensancharse y temo que esto solo empeore", advierte.

Anneli Rautiainen de la Agencia Nacional para la Educación de Finlandia acepta que hay preocupación y afirma que están introduciendo los cambios de manera gradual. "Aún se enseñan materias y hay metas para cada materia, pero también queremos que se introduzcan las habilidades en ese aprendizaje", señala. "No somos muy amantes a las mediciones en este país, en reglas generales, así que no estamos planeando medir el éxito de esto, al menos no por ahora", afirma.

"Esperamos que se note en los resultados de aprendizaje de nuestros niños además de las evaluaciones internacionales como PISA", dice Rautiainen.

FUENTE: BBC

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#educacion #finlandia
Compartir Twittear Compartir