Guerra en Siria provoca la primera extracción de semillas de la “bóveda del fin del mundo”

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
23 de Septiembre de 2015 a las 10:57
Compartir Twittear Compartir
Guerra en Siria provoca la primera extracción de semillas de la “bóveda del fin del mundo”

La guerra civil en Siria ha llevado a la primera retirada de semillas del Banco Mundial de Semillas de Svalbard. Esta bóveda, llamada “bóveda del fin del mundo” fue construida en una montaña del Ártico para proteger el suministro de alimentos a nivel mundial en caso de un cataclismo global.

 

La bóveda, que se abrió en el archipiélago noruego de Svalbard en 2008, está diseñada para proteger las semillas de cultivos de cataclismos globales como guerras nucleares o enfermedades. El enorme depósito subterráneo cuenta con más de 860.000 muestras provenientes de casi todas las naciones, incluyendo a Irak y Corea del Norte. 

 

Las semillas, incluidas muestras de trigo, cebada y pastos adaptados a las regiones secas, han sido retiradas de la bóveda internacional por investigadores en Medio Oriente. El objetivo es reemplazar las semillas en un banco de genes cerca de la ciudad siria de Alepo, dañada por la guerra civil, y se trata de la primera solicitud desde que la instalación se inauguró en 2008.

 

 

boveda 2

Reuters

 

 

El banco de semillas de Alepo ya no es capaz de mantener su papel como centro de cultivo de semillas y su distribución a otras naciones, principalmente en Oriente Medio. Las semillas han sido solicitadas por el Centro Internacional de Investigaciones Agrícolas en Zonas Áridas (ICARDA), que trasladó su sede a Beirut en 2012, debido a la guerra. La organización quiere retirar casi 130 cajas de 325 que había depositado en la bóveda, que contiene un total de 116.000 muestras.

 

La conservación de las semillas en la bóveda es un servicio gratuito, y los países que envíen sus muestras seguirán siendo siempre sus propietarios. Todos ellos podrán recurrir a las copias de repuesto que se conservarán en el búnker ártico siempre que una de las variedades desaparezca de su medio natural.

 

Variedades de los cultivos básicos más importantes del mundo, entre ellos semillas de papas peruanas, se han almacenado para la perpetuidad en las profundidades del hielo del Ártico, según informes de  las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

 

 

FUENTES: RT, Science Alert, Sophimania


Compartir Twittear Compartir