La ciencia responde finalmente por qué existen los hombres

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
19 de Mayo de 2015 a las 11:07
Compartir Twittear Compartir
La ciencia responde finalmente por qué existen los hombres

Dado que en muchas especies los espermatozoides son única contribución de los machos para la reproducción, los biólogos se han intrigado mucho acerca de por qué la selección evolutiva, conocida por su eficiencia despiadada, les permite existir. El estudio se publica en Nature.

Ahora los científicos británicos tienen una explicación: Se requieren hombres por un proceso conocido como "selección sexual", que ayuda a las especies a protegerse de la enfermedad y evitar la extinción.

Un sistema en el que todas las crías se producen sin sexo, como en todas las poblaciones asexuales-hembra, es mucho más eficiente en la reproducción de un mayor número de crías, explican los científicos.  Sin embargo, en la investigación encontraron que la selección sexual, en la que los machos compiten por ser elegidos por las hembras para la reproducción, mejora el acervo genético y aumenta la salud de la población, lo que ayuda a explicar por qué los hombres son importantes.

La ausencia de la selección (cuando no hay sexo no hay necesidad de competir) deja las poblaciones más débiles genéticamente, haciéndolas más vulnerables a la extinción. "La competencia entre los machos para la reproducción proporciona un beneficio muy importante, porque mejora la salud genética de poblaciones", dijo el profesor Matt Gage, quien dirigió el estudio en la Universidad británica de East Anglia.

 

 

macho 2

Foto: GIZMODO

 

 

"La selección sexual logra esto al actuar como un filtro para eliminar las mutaciones genéticas dañinas, ayudar a las poblaciones a florecer y evitar la extinción en el largo plazo”. Casi todas las especies multicelulares se reproducen utilizando el sexo, pero su existencia no es fácil de explicar biológicamente, dijo Gage, porque el sexo tiene grandes desventajas, incluyendo que solo la mitad de las crías, las hijas, producirán descendencia en sí mismos.

En su estudio, el equipo de Gage utilizó escarabajos  Tribolium de la harina de más de 10 años en condiciones controladas de laboratorio, en los que la única diferencia entre las poblaciones era la intensidad de la selección sexual en cada etapa reproductiva adulta. La fuerza de la selección sexual varió de intensa competencia (donde 90 machos compitieron por solo 10 hembas), hasta cero competencia y ausencia de selección sexual, con emparejamientos monógamos en el que las hembras no tenían elección y los machos no tenían competencia.

Después de siete años de reproducción, lo que representa cerca de 50 generaciones, los científicos encontraron que las poblaciones donde había habido una fuerte selección sexual fueron más resistente a la extinción. Mientras tanto las poblaciones con selección sexual débil o inexistente mostraron rápida disminución de la salud y todos se extinguieron por la décima generación.

 

 

FUENTE: REUTERS


Compartir Twittear Compartir