Los premios IG Nobel 2015: Las investigaciones más absurdas del año

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
18 de Septiembre de 2015 a las 11:26
Compartir Twittear Compartir
Los premios IG Nobel 2015: Las investigaciones más absurdas del año

Los premios IG Nobel son una parodia de los Premios Nobel y cada año premian a las investigaciones científicas más raras y absurdas. Son organizados por la revista de humor científico Annals of Improbable Research (AIR).      Este año, estas fueron las investigaciones premiadas que no puedes dejar de ver:

 

Los pollos caminan como tiranosaurios

Bruno Grossi, de la Universidad de Chile, y sus colaboradores, han sido premiados con el Ig Nobel de Biología por hacer una interesante observación: cuando se le ata un palo al trasero de un pollo, a modo de larga cola, este comienza a caminar tal como se cree que hacían los dinosaurios hace millones de años. La investigación se publicó en PLOS ONE.

 

Científico se dejó picar por abejas en 25 partes del cuerpo

Michael L. Smith, de la Universidad de Cornell, dejó que una multitud de abejas le picaran en 25 puntos distintos de su cuerpo y de forma repetida para aprender cuáles eran los lugares donde más dolía. Así, concluyó que las fosas nasales, el labio superior y el pene eran los más dolorosos.

La investigación se publicó en PeerJ.

 

 

ig 2

ABC

 

 

Los mamíferos que pesan más de 3 kilos demoran 21 segundos en orinar

Según un estudio del Tecnológico de Georgia, Estados Unidos, que ha recurrido a las más modernas técnicas de análisis de vídeos de alta velocidad y de física de fluidos, todos los mamíferos que pesan más de tres kilogramos invierten un tiempo similar en la micción. En concreto, este tiempo es de 21 segundos, tal como se publicó en la revista PNAS.

Sin embargo, los animales pequeños tienen su propio ritmo. Así por ejemplo, las ratas pueden orinar en apenas una fracción de segundo, lo que les convierte en un potencial problema de salud pública, tal como han declarado los investigadores.

 

La palabra “¿eh?” existe en todas las lenguas

En el estudio dirigido por Mark Dingemanse, del Instituto Max Plank de Psicolingüística, Holanda, encontraron que la palabra ¿eh? parece existir en todas las lenguas humanas, aunque aún no saben por qué. El estudio se publicó en PLOS ONE.

 

Los rompemuelles sirven para detectar la apendicitis

Un grupo de investigadores del Hospital Stoke Mandeville, Reino Unido, descubrieron que la cantidad de dolor que sentían las personas al saltar los rompemuelles servía para diagnosticar la presencia de apendicitis.

La idea comenzó con un chiste, pero Helen Ashdown, decidió ir un poco más allá. De hecho, 33 de los 34 pacientes que luego fueron diagnosticados con apendicitis y que participaron en el estudio dijeron haber sufrido dolor durante el camino. Lo que empezó como una broma, acabó con una publicación en la prestigiosa revista British Medical Journal.

 

 

UC Irvine

 

 

Deshervir un huevo

Gracias a los trabajos de Callum Ormonde, de la Universidad del Oeste, en Australia, ahora hay una receta química para revertir el proceso químico que transforma un huevo líquido en un huevo hervido y sólido. El estudio se publicó en ChemBioChem.

 

Los beneficios de los besos intensos

Los equipos científicos de Hajime Kimata, de la Clínica Kimata Hajime, Japón, y de Jaroslava Durdiaková, de la Universidad Comenius, Eslovaquia, se propusieron investigar los beneficios y las consecuencias biomédicas de los besos intensos, así como de otras actividades interpersonales e íntimas.

 

Fórmula matemática explica cómo un hombre pudo tener 888 hijos

Elisabeth Oberzaucher y Karl Grammer (University of Vienna, Austria) han recibido el Ig de Matemáticas por diseñar técnicas que permiten explicar cómo el Sultán Mulay Ismaíl de Marruecos logró entre 1697 y 1727, ser padre de 888 hijos.

 

 

FUENTE: ABC


Compartir Twittear Compartir