Neil deGrasse Tyson: “No necesitamos apelar a fuerzas mágicas o místicas para darnos cuenta de las cosas”

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
28 de Agosto de 2015 a las 09:39
Compartir Twittear Compartir
Neil deGrasse Tyson: “No necesitamos apelar a fuerzas mágicas o místicas para darnos cuenta de las cosas”

El anfitrión de Cosmos y héroe de la ciencia, Neil deGrasse Tyson, estuvo en Australia para una serie de shows en vivo. En medio de las conversaciones, el equipo de la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW) le preguntó de su vida y el Universo.

El científico reveló muchos aspectos desconocidos hasta ahora de su vida, como que recién vio el cielo nocturno a los nueve años de edad, y que era un luchador apasionado y fue bailarín antes de convertirse en astrofísico.

La razón por las que deGrasse Tyson demoró tanto en apreciar las estrellas es que fue criado en el Bronx. No fue hasta que visitó un planetario local que se dio cuenta que existían millones de estrellas en el Universo, y su interés en el espacio se despertó.

 

 


UNSW

 

 

También nos ofrece una perspectiva muy interesante sobre lo que realmente es el tiempo y cómo nos relacionamos con él, y ofrece esta cita increíble: "El tiempo nos hace a todos prisioneros del presente, haciendo de nuestra transición del pasado al futuro algo desconocido".

Esto es particularmente preocupante para él, explica, porque los seres humanos somos capaces de movernos libremente a través de dos coordenadas: arriba y abajo, hacia adelante y hacia atrás.

También habló un montón sobre la potencial vida en otros planetas, sus pasiones fuera de la astrofísica, y por qué cree que la gente tiene que dejar de usar las redes sociales y ver el cielo.

Pero la única cosa que realmente quiere que la gente sepa acerca de la ciencia es que “el Universo es cognoscible", explica, "y uno no necesita apelar a fuerzas mágicas o místicas para darnos cuenta de las cosas”.

Mira la entrevista completa en el video de arriba e inspírate un poco más al escuchar a uno de los divulgadores científicos más apasionados de nuestro tiempo.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir