PERÚ: Empresa desaliniza agua y la distribuye de manera gratuita

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
4 de Julio de 2016 a las 19:57
Compartir Twittear Compartir
PERÚ: Empresa desaliniza agua y la distribuye de manera gratuita
Vecina de Chilca beneficiandose con el constante flujo de agua. Foto: LA REPÚBLICA

Desde hace unos años se sabe que Lima está ubicada en un desierto y que el agua para consumo humano es un recurso invaluable cada vez más escaso. Para solucionar este problema se viene sugiriendo desde hace años la desalinización del agua de mar para hacerla potable y hasta el momento se había hecho pero a escala pequeña y sólo en determinadas regiones.

Sin embargo, desde febrero la empresa termoeléctrica Fénix Power ha comenzado a tratar el agua el Océano Pacífico y distribuirla de manera gratuita en el poblado de Las Salinas, Chilca; beneficiando a aproximadamente 3 mil pobladores que anteriormente, solo habían tenido agua durante dos horas en el día y nunca de noche.

"Era una obligación moral y de responsabilidad", dice al diario La República, Mariella Paredes, gerente de Asuntos Corporativos de Fénix Power. "Llegas a una zona donde la gente no tiene agua y tú tienes la posibilidad de mejorar su calidad de vida", añade.

La empresa Fenix Power es una central termoeléctrica de ciclo combinado que se estableció en la zona para aprovechar el gas de Camisea. Por su naturaleza, la central usa el gas para generar electricidad sin embargo, los inversionistas (de capitales panameños) decidieron invertir 4 millones de dólares más y aumentar el tamaño de su desalinizadora de agua de mar con el fin de abastecer a Chilca, una comunidad que sufre de estrés hídrico desde su fundación.

El proceso de desalinización que utiliza la termoeléctrica es el de osmosis inversa que consiste en quitarle las sales al agua de mar, haciéndola pasar bajo presión a través de unas membranas semipermeables. El líquido final es agua dulce tan pura que para poder ser consumida por los humanos se le debe inyectar algunos de los minerales que pierden en el proceso, luego se le desinfecta con cloro para eliminar las bacterias que puedan quedar en el agua. Este proceso es el más eficiente en el uso de energía.

Aunque el proceso tiene sus detractores: el agua que regresa al océano después de la osmosis tiene demasiada sal y puede afectar los delicados ecosistemas que dependen del mar, la empresa afirma que el 99.6% del agua que ellos captan regresa al mar en las mismas condiciones y que solo el 0.4% tiene el doble de sales.

Si bien es cierto que la desalinizadora de Fenix Power no es la más grande del país (ese puesto lo tiene la desalinizadora de la empresa Vale, en Bayovar, Piura) si es la que ha tenido un mayor impacto social. Por eso, la Autoridad Nacional del Agua (ANA) le otorgó hace unos días el Premio Nacional Cultura del Agua 2016, en la categoría Gran Empresa Privada.

De momento, se sabe que el proyecto aumentará su capacidad y según el gerente municipal de Chilca, Jaime Gonzales, para finales de junio, una vez que el municipio termine las obras de conexión entre la red urbana y la de Las Salinas, el agua producida por Fénix Power abastecerá a unas diez mil personas. La cuarta parte de la población del distrito.

 

FUENTE: LA REPÚBLICA


#agua #fenix power #desalinización
Compartir Twittear Compartir