¿Por qué celebramos realmente el Día de la Mujer?

Sociología y Antropología

Por Sophimaníaco Invitado
8 de Marzo de 2016 a las 12:48
Compartir Twittear Compartir
¿Por qué celebramos realmente el Día de la Mujer?

                                                                   Crédito: Valentin Brown


                                                                                                                               * Por Alexandra Hernández


El 8 de marzo, como muchos ya deben saber, es el Día Internacional de la Mujer. A pesar de que muchas agencias publicitarias usen este día para vender más flores o electrodomésticos, perpetuando el machismo, este día no existe para celebrar el hecho de que alguien haya nacido con útero y ovarios.

Las mujeres han sido las protagonistas de una lucha que, gracias al feminismo, ha logrado conquistar derechos como el voto, el acceso a la educación, la promulgación de derechos laborales para las mujeres, la creación de métodos anticonceptivos y demás avances científicos que puedes recordar aquí y aquí.


Un poco de historia

En 1857, un grupo de trabajadoras textiles de una fábrica neoyorquina decidió salir a las calles para protestar por las míseras condiciones en las que desarrollaban su labor, que rayaban en el esclavismo, explica Javi López, para HuffPost.

Paralelamente en la Revolución Francesa, en París, un grupo de mujeres protestó por la igualdad social para que se les reconozcan derechos políticos y de ciudadanía, pero no es hasta el movimiento obrero que surgió el movimiento feminista sufragista, y se logró por fin el voto para las mujeres.

Sin embargo, este movimiento consistía solo de mujeres blancas, lo que excluía la lucha de otras mujeres, como las mujeres afrodescendientes, que más allá de sufrir sexismo, eran víctimas también de la opresión racista. Es por esto que ahora, las nuevas luchas por la igualdad incluyen identidades que escapan solo del género, sino que también incluyen la etnia (como por ejemplo, las poblaciones indígenas que son oprimidas por ser consideradas personas de distinta categoría), distintas orientaciones sexuales y clases sociales.

Muchas otras manifestaciones se realizaron en distintas partes de Europa y América, a lo que finalmente se declaró el Día Internacional de la Mujer, por parte de la ONU el 8 de marzo de 1975, que reivindica en principio la lucha de las mujeres obreras, pero que se utiliza para conmemorar los movimientos sociales que generaron cambios que ahora podemos disfrutar, pero también nos permite recordar que HOY todavía existe sexismo, que las mujeres todavía no tienen las mismas oportunidades que los hombres y que hay mucho por hacer para vivir en una sociedad igualitaria.

“Evidentemente se han avanzado posiciones desde hace más de un siglo. Sin embargo, teniendo en cuenta los años que han pasado, no parece muy lógico que en la segunda década del siglo XXI sigamos con la discriminación de género que padecemos en múltiples escenarios”, explica López.

12800274_10208612745584977_1823638109665927736_n.jpg


Las malditas diferencias

Aún existen brechas, por ejemplo en Europa la brecha salarial entre hombres y mujeres es aún amplia y estamos hablando de un continente mucho más igualitario. En datos, las mujeres trabajan 58 días al año gratis, en comparación con los hombres.

Y eso es hablando de las diferencias salariales.

En el Perú, la brecha salarial entre las mujeres y los hombres (en entidades del Estado) se redujo de 24 % a 15 % el año pasado. Esto quiere decir que las cosas están cambiando. Pero por ejemplo, en las planchas presidenciales de nuestros variopintos candidatos, la mayoría tiene considerablemente menos mujeres que hombres, lo cual disminuye la representatividad… y ni hablemos de incluir a personas de otros géneros, etnias y orientaciones sexuales.

Como vemos, estamos lejos de la igualdad. En ciencia, el registro de investigadores del CONCYTEC, la DINA, solo tiene 34 % de mujeres, datos que se revelaron el Día Internacional de la Mujer y la Niña en Ciencia, que fue febrero de este año. ¿Por qué sucede esto?, muchos piensan que las mujeres están negadas para la ciencia, que los cerebros de las mujeres las hacen desarrollarse más hacia las artes o para el contacto con las personas. Esto es un mito.

Si las mujeres fueran criadas para el éxito laboral, para desarrollar su inteligencia y para ser líderes, el mundo sería distinto. Si los juguetes para las niñas siguen siendo solo bebés, cocinitas y barbies y los de los niños siguen siendo carros, superhéroes que pelean y juegos de laboratorio para niños, seguiremos teniendo en su mayoría líderes y premios nobel hombres.

12321424_10156611095945608_7009090421954995982_n.jpg

En términos de violencia las cosas son mucho más duras: “La violencia contra la mujer (especialmente la ejercida por su pareja y la violencia sexual) constituye un grave problema de salud pública y una violación de los derechos humanos de las mujeres”, explica la OMS.

Por ejemplo, según datos de esta organización, “la primera experiencia sexual había sido forzada en muchos casos (17% de las mujeres en la Tanzanía rural, 24% en el Perú rural y 30% en zonas rurales de Bangladesh indicaron que su primera experiencia sexual había sido forzada)”. La mayor parte de la violencia a las mujeres son ejercidas por sus parejas, en su mayoría hombres. Aquí tienes más datos.

Este día no digas “feliz día” a las mujeres que hay en tu vida. Diles que te sumas a su lucha porque seamos todos iguales.


*Alexandra Hernández es Licenciada en Psicología Clínica de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Actualmente estudia una Maestría en Neuropsicología en la misma universidad y se especializa en el estudio científico de población LGBTIA. Es activista y feminista orgullosa.


#mujer #genero #feminismo #dia internacional
Compartir Twittear Compartir