Trastornos de sueño: ¿Deberíamos dormir en dos horarios?

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
20 de Junio de 2016 a las 09:52
Compartir Twittear Compartir
Trastornos de sueño: ¿Deberíamos dormir en dos horarios?
BBC

Alrededor de un tercio de la población tiene problemas para dormir, incluyendo dificultades para mantener el sueño durante la noche. Mientras que los despertares nocturnos son angustiantes para la mayoría de los enfermos, hay algunas pruebas de nuestro pasado reciente que sugieren que este periodo de vigilia que se produce entre dos periodos de sueño separados fue la norma.

Los antropólogos han encontrado pruebas de que durante la Europa preindustrial, dormir de manera bimodal se consideraba la norma, según anotaciones del historiador A. Roger Ekirch. Durante este período de vigilia, la gente se relajaba o tenía relaciones sexuales. Algunos participaban en actividades como costura, cortar leña, o lectura. Ekirch encontró referencias al primer y segundo sueño a finales del siglo 17 y se cree que comenzó en las clases altas del norte de Europa y se filtra hacia abajo durante los próximos 200 años.

Curiosamente, la aparición del insomnio aparece en la literatura en el siglo 19 y coincide con el período en que esta división del sueño comenzó a desaparecer. Las formas menos dramáticas de sueño bifásico son evidentes en la sociedad actual, por ejemplo, en las culturas que tienen una siesta por la tarde.  Pero la sociedad de hoy, no permite este tipo de flexibilidad, por lo tanto, tenemos que cumplir con horarios de sueño / vigilia más rígidos. En general se cree que de 7 a 9 horas de sueño ininterrumpido continuo es probablemente lo mejor para sentirse renovado.

Algunas de las principales ventajas de un horario dividido de sueño incluyen la flexibilidad que permite que con el trabajo y el tiempo en familia. Algunos individuos en la sociedad moderna han adoptado este tipo de horario, ya que proporciona dos períodos de mayor actividad, creatividad y estado de alerta en todo el día. En apoyo de esto, la evidencia creciente sugiere que las siestas tienen beneficios importantes para la memoria y el aprendizaje.

Los horarios de sueño dividido han comenzado a surgir como una alternativa potencial para el trabajo del turno de noche. Trabajar de noche tiene problemas combinados de vigilia prolongada (frecuencia de trabajo de 8 a 12 horas turnos) y la desalineación circadiana. Los trabajadores por turnos con frecuencia se quejan de fatiga y disminución de la productividad en el trabajo, y están en mayor riesgo de enfermedades crónicas como las del corazón, obesidad y diabetes tipo 2.

Una serie de estudios recientes ha encontrado que el sueño dividido ofrece beneficios comparables al desempeño de un gran sueño.

 

FUENTE: Science Alert


#sueño #dormir
Compartir Twittear Compartir