Umberto Eco y su trabajo menos conocido: la ciencia ficción

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
20 de Febrero de 2016 a las 10:25
Compartir Twittear Compartir
Umberto Eco y su trabajo menos conocido: la ciencia ficción

Llamado cariñosamente por los italianos como “El hombre que lo sabía todo”, Umberto Eco nació el 5 de enero de 1932 en Alessandria, Italia y se hizo mundialmente conocido por sus trabajos en filosofía, semiótica y estética medieval.

De hecho su obra más conocida fue “El Nombre de la Rosa”, una historia de detectives ambientada en el siglo XIV ue narra la investigación que realizan fray Guillermo de Baskerville y su pupilo Adso de Melk alrededor de una serie de crímenes ocurridos en una abadía. La novela fue llevada al cine en 1986 y fue protagonizada por Sean Connery.

Sin embargo, a pesar de que sus trabajos más famosos giran alrededor de la filosofía, este autor posmoderno también realizó trabajos en ciencia ficción. En la década de 1960, Eco publicó unos cuantos libros para niños sobre astronautas, extraterrestres y otros tópicos similares. Además como cita la Enciclopedia de la Ciencia Ficción "Sus obras de ficción para adultos comparten en buena parte de lo mejor del género la central preocupación con la naturaleza de las ideas y el significado moral de los métodos por los que determinamos lo que es verdad."

Esto se ve ejemplificado en su novela El péndulo de Foucault que cuenta la historia de tres intelectuales que deciden inventar su propia teoría de la conspiración, se aventuran en territorio minado por Pynchon y Robert Anton Wilson, sólo para encontrar que su teoría inventada es demasiado convincente. Más recientemente, Eco escribió “El Cementerio de Praga”, una novela sobre el crecimiento del antisemitismo, también con raíces en extrañas teorías de conspiración y mitologías.

Además, el conocido semiólogo escribió extensamente sobre la cultura pop. Sus ensayos sobre cómics todavía se enseñan en las escuelas de todo el mundo. Incluyendo un influyente análisis de Superman llamado "El mito de Superman", donde explora por qué el hombre de acero necesita de la Criptonita, y qué significaban exactamente las aventuras de Superman.

Eco estaba fascinado por la falta de continuidad entre las historias de Superman de 1960, y la proliferación de historias imaginarías que jugaban con el “¿Y si?”: ¿Y si el hombre de acero decidiera casarse con Lois Lane? ¿Si decidieran tener un hijo?, etc. Al final, Eco llega a la conclusión de que Kal-El tenía el poder suficiente para dominar el mundo si así lo deseaba, pero que ese uso de poderes es en cambio una exploración de la pregunta "¿Qué es lo correcto?"

Umberto Eco se fue ayer 19 de febrero, en la noche víctima de un cáncer, sin embargo su trabajo es tan universal que incluso si alguien nunca lo lee, sus ponderaciones sobre de la naturaleza de la verdad, y nuestros usos de las teorías de la conspiración y la mitología, estarán implícitamente presentes en la narrativa contemporánea.

 

FUENTES: EL PAIS, IO9, DW


#ciencia ficción #obituario #umberto eco
Compartir Twittear Compartir