Uno de los nuevos Galaxy Note 7 se incendia en un avión

Apps y Software

Por Sophimania Redacción
6 de Octubre de 2016 a las 18:12
Compartir Twittear Compartir
Uno de los nuevos Galaxy Note 7 se incendia en un avión
Samsung incendiado es uno de los teléfonos de reemplazo. Foto: Brian Green

Un teléfono Samsung Galaxy Note 7 se ha incendiado a bordo de un avión de la aerolínea Southwest Airlines que estaba a punto de partir de Louisville, Kentucky, a Baltimore, Maryland, en Estados Unidos. El avión fue evacuado y nadie resulto herido.

Pero lo extraño del asunto es que el teléfono incendiado no pertenecía a los lotes de Galaxy 7 que fueron retirados del mercado hace unas semanas por la firma coreana, sino uno de los teléfonos de reemplazo que, en teoría, no tenían este mismo problema.

Frente a la noticia, Samsung ha comunicado que estaba investigando. "Estamos trabajando con las autoridades y Southwest Airlines en estos momentos para recuperar el dispositivo y confirmar la causa", dijo la compañía en un comunicado. "Una vez que hayamos examinado el dispositivo tendremos más información para compartir".

Por su parte, un portavoz de Southwest Airlines ha dicho a la BBC: "Un cliente informó que se estaba emitiendo humo de un dispositivo electrónico. Todos los clientes y la tripulación salieron del avión de forma segura a través de la puerta de la cabina principal".

Brian Green dijo para Wired, el dueño del dispositivo dijo que había apagado el teléfono según lo solicitado por la tripulación de vuelo y lo puso en el bolsillo cuando este empezó a emanar humo. Lo dejó caer en el suelo del avión y un "espeso y molesto humo de color gris-verde" estaba saliendo del dispositivo. Un amigo de Green dijo que regresó al avión para recuperar algunas de sus pertenencias personales y el teléfono había quemado la alfombra y el subsuelo del avión.

Green comentó que su teléfono estaba en torno al 80% de la capacidad de la batería cuando se produjo el incidente y que sólo había utilizado el cargador inalámbrico desde que recibió el dispositivo. Además aseguró que su teléfono había sido adquirido el 21 de setiembre y que la caja donde había venido el smartphone contaba con un distintivo rectangular color negro, símbolo que Samsung ha añadido para distinguir a los teléfonos de reemplazo de los antiguos e inseguros que habían estado en el mercado hasta hace poco.

Sin embargo, a finales del mes pasado, después de asegurar a los clientes que los nuevos dispositivos eran seguros, Samsung confirmó que estaba investigando nuevos informes en los que los smartphones aún se estaban recalentando.

"Ha habido algunos informes sobre los niveles de carga de la batería y nos gustaría asegurarles a todos que el problema no plantea problemas de seguridad", dijo Samsung en ese momento. La nueva información parece contradecirlos.

De momento ni las autoridades aéreas estadounidenses ni la comisión de protección al consumidor han realizado ningún comentario, pero se sabe que el equipo de Green está en el departamento de bomberos de Louisville para su investigación.

 

FUENTES: WIRED, BBC,


#samsung #galaxy note 7
Compartir Twittear Compartir