Científicos fabrican grafeno con aceite de soya reciclado

Gadgets, Wearables e Innovación

Por Sophimania Redacción
2 de Febrero de 2017 a las 11:01
Compartir Twittear Compartir
Científicos fabrican grafeno con aceite de soya reciclado
Científicos australianos lograron crear grafeno en temperatura ambiente. Foto: ABC

El grafeno es un compuesto “milagroso” que se compone de una sola hoja de átomos de carbono y tiene increíbles propiedades: es 200 veces más fuerte que el acero, más duro que el diamante, y al mismo tiempo, increíblemente flexible.

El grafeno, bajo ciertas condiciones, puede incluso convertirse en un superconductor que transporta electricidad con resistencia cero. Eso significa que tiene el potencial de mejorar los componentes electrónicos como crear celdas solares más eficaces, e incluso podría ser utilizado en medicina.

El año pasado, un estudio sugirió que el grafeno podría ayudar a que las baterías de teléfonos móviles a duren un 25% más, y el material tiene el potencial de filtrar combustible del aire. Pero estas aplicaciones han sido limitadas por el hecho de que el grafeno tiene que fabricarse usualmente en el vacío a un calor intenso utilizando ingredientes purificados, lo que hace que sea costoso de producir.

Hasta que podamos encontrar una manera rentable de producirlo en masa, el grafeno está prácticamente limitado a los laboratorios. Sin embargo unos científicos en Australia han logrado crear grafeno en condiciones normales, utilizando solamente aceite de soja común y corriente. La investigación ha sido publicada en Nature Communications.

"Este proceso para la fabricación de grafeno es rápido, sencillo, seguro, potencialmente escalable y fácil de integrar", dijo uno de los investigadores, Zhao Jun Han, de la australiana CSIRO. "Se espera que nuestra tecnología única reduzca el costo de la producción de grafeno y mejore la captación en nuevas aplicaciones", añadió.

El equipo ha llamado a la nueva técnica "Tecnología GraphAir", e implica calentar el aceite de soja en un horno de tubo durante unos 30 minutos, lo cual lo descompone en bloques de construcción de carbono. Este carbón se enfría rápidamente sobre una lámina hecha de níquel, donde se difunde en un delgado rectángulo de grafeno de apenas 1 nanómetro de grosor. Esta técnica no sólo es más barata y más fácil que otros métodos, sino también es mucho más rápida (crear grafeno en el vacío, toma varias horas).

Zhao dijo a ABC que la técnica podría reducir el costo hasta 10 veces. No sólo eso, sino que ofrece una opción más sostenible para el reciclaje del aceite de cocina. "Ahora podemos reciclar aceites usados que de otro modo hubieran sido descartados y transformarlos en algo útil", dijo uno de los miembros del equipo, Dong Han Seo.

La cuestión ahora es si esta nueva técnica puede ampliarse: encontrar una forma más barata de hacer grafeno es impresionante, pero la película de grafeno producida hasta ahora es de sólo 5 por 2 cm de tamaño.

El equipo dice que la película más grande que pueden hacer usando la técnica ahora es alrededor del tamaño de una tarjeta de crédito. Pero para realmente hacer que el grafeno sea adecuado para uso comercial, los investigadores tendrán que producir films mucho más grandes que eso y por eso está buscando socios comerciales para perseguir este objetivo.

"El potencial es enorme", dijo a ABC David Officer, experto en grafeno de la Universidad de Wollongong en Australia, que no participó en el estudio. "[Pero] la pregunta será si un método como este se puede escalar económicamente, para crear y manejar films de un metro de tamaño".

 

FUENTES: SCIENCEALERT, ABC, BBC


#grafeno #aceite de soya
Compartir Twittear Compartir