¿Se rompió la pantalla de tu celular? Dentro de poco se repararán solas

Gadgets, Wearables e Innovación

Por Sophimania Redacción
6 de Julio de 2015 a las 14:02
Compartir Twittear Compartir
¿Se rompió la pantalla de tu celular? Dentro de poco se repararán solas

Un nuevo material de auto-reparación ha sido desarrollado por investigadores en el Reino Unido y dicen que estará listo para integrarse en todo, desde las pantallas de teléfonos inteligentes hasta el esmalte para uñas en los próximos cinco años.

 

Originalmente desarrollado para las alas de los aviones, la tecnología tiene el potencial de revolucionar una gama de industrias, tiene capacidad de mover pequeñas grietas y endurecer el interior como hace una costra en la sangre.

 

Hecho de una mezcla de diferentes productos químicos a base de carbono, este nuevo agente curativo produce una hoja de millones de esferas microscópicas. Cuando una grieta rompe estas microesferas huecas, un líquido es liberado que se mueve en el espacio recién formado. Una reacción química provoca entonces la polimerización, o endurecimiento, de este líquido, haciendo que se pegue a los bordes de las grietas y formando una place casi invisible dura.

 

 

screen home

BBC

 

 

La tecnología ha sido desarrollada por un equipo de la Universidad de Bristol de Inglaterra, dirigido por el químico Duncan Wass, y fue presentado en una reunión de la Royal Society en Londres el mes pasado.

 

"Tomamos la inspiración del cuerpo humano", dijo Chris Wass Green en The Independent. "Nosotros no hemos evolucionado para soportar cualquier daño, si fuéramos así tendríamos una piel tan gruesa como un rinoceronte, pero si nos dañamos, sangramos, y las costras son una forma de autorepararnos”. El equipo reporta que hubo 100% de reparación en la resistencia de la mayoría de casos en su estudio.

 

Los investigadores de L'Oreal ya están en conversaciones con el equipo para desarrollar algún tipo de esmalte de uñas de auto-reparación. Podría haber pintura para autos, pintura para bicicletas y  turbinas de viento que no se agrietan y parabrisas de automóviles que podrían repararse a sí mismos después de un encuentro con un guijarro en el aire.

 

 

FUENTE: Science Alert 


Compartir Twittear Compartir