Los cables submarinos de internet se cortarían en caso de guerra

Internet, TICs y Startups

Por Sophimania Redacción
26 de Octubre de 2015 a las 11:49
Compartir Twittear Compartir
Los cables submarinos de internet se cortarían en caso de guerra

El mes pasado, el barco espía ruso Yantar, equipado con dos embarcaciones sumergibles autopropulsadas, cruzó lentamente frente a la costa este de los Estados Unidos en su camino hacia Cuba. La zona donde pasó queda uno de los principales cables submarinos de internet.

 

Los servicios de inteligencia estadounidense monitorearon constantemente el paso del Yantar y oficiales de la marina norteamericana han dicho que la nave rusa tiene capacidad de cortar cables en el lecho marino.

 

Esta noticia ha levantado las alarmas en distintos medios occidentales. El New York Times en su artículo “Buques rusos navegando demasiado cerca de cables de datos, incomodan a los EE.UU” sugiere que uno de los objetivos estratégicos de la armada rusa sería cortar los cables que comunican a las naciones occidentales, y de los cuales nos hemos vuelto tan dependientes.


Como el NYT señala, este no sería un fenómeno nuevo: los EE.UU. han estado interceptando cables submarinos desde la época de la Guerra Fría, y no hay ninguna prueba de que los rusos hayan estado haciendo lo mismo.

 

Sin embargo, fuentes del Times dicen que este asunto preocupa: un almirante dijo estar "preocupado todos los días por lo que los rusos puedan estar haciendo"; otro ex funcionario militar dijo que "este es otro ejemplo de un régimen altamente asertivo y agresivo; aparentemente regresando a las herramientas de la guerra fría, aunque con un alto grado de perfeccionamiento técnico."


Sin embargo el riesgo es mayor porque como dijo Michael Sechrist, ex director del proyecto de investigación de Harvard-MIT "El riesgo aquí es que cualquier país podría causar daños en el sistema y hacerlo de una manera completamente encubierta, sin tener un buque de guerra con capacidad de cortar cables navegando por la zona".


Compartir Twittear Compartir