De cómo los memes y las redes sociales están matando la capacidad discursiva

Redes Sociales

Por Sophimania Redacción
30 de Noviembre de 2016 a las 12:12
Compartir Twittear Compartir
De cómo los memes y las redes sociales están matando la capacidad discursiva
Foto: Internet

Los medios sociales representan la suprema ascendencia de la televisión sobre otros medios, explica Hossein Derakshan, analista de medios, para Technology Review.

“He estado advirtiendo esto desde noviembre de 2014, cuando fui liberado de seis años de encarcelamiento en Teherán, un castigo que recibí por mi activismo en línea (…) cuando salí de la cárcel y volví a internet, fui confrontado con un valiente nuevo mundo. Facebook y Twitter habían reemplazado a los blogs y habían vuelto Internet como la televisión: centralizada y centrada en la imagen, con contenidos incrustados en imágenes, sin enlaces”, escribe.

Para Derakshan, al igual que la televisión, internet ahora amplifica nuestras creencias y hábitos existentes. Nos hace sentir más que pensar y el resultado es una sociedad profundamente fragmentada, impulsada por las emociones y radicalizada por la falta de contacto y desafío desde el exterior.

El estudioso de los medios de comunicación de la Universidad de Nueva York, Neil Postman, publicó un libro en 1985 titulado  Amusing Ourselves to Death: Discurso Público en la Era del Show Business, en el que explica cómo la televisión transformó el discurso público en un intercambio de emociones volátiles que son usualmente confundidas por los encuestadores como una opinión.

El problema con el Internet de hoy, es que no solo comparte muchos de los males de la televisión sino que también crea otros nuevos. La diferencia entre la televisión tradicional y la forma de televisión que se ha reencarnado en el internet es esta última es un medio personalizado. La televisión tradicional todavía conlleva un cierto grado de sorpresa. Lo que se ve en las noticias de televisión sigue siendo elegido por los directores de los noticieros.  

Los medios sociales, por el contrario, utilizan algoritmos para fomentar la comodidad y complacencia, ya que todo su modelo de negocio se basa en maximizar el tiempo que los usuarios pasan dentro de él. ¿A quién le gustaría estar en un lugar donde todo el mundo parece ser negativo, malo y desaprobador? El resultado es una proliferación de emociones, una radicalización de esas emociones, y una sociedad fragmentada. Esto es mucho más peligroso para la idea de democracia basada en la noción de participación informada, explica Derakshan.

Y ¿qué se puede hacer? “Para empezar, necesitamos más texto que videos para seguir siendo animales racionales”, excribe Derakshan. La tipografía, como Postman describe, es en esencia mucho más capaz de comunicar mensajes complejos que provocan el pensamiento. Esto significa que debemos escribir y leer más, vincularnos más frecuentemente, ver menos televisión y menos videos, y pasar menos tiempo en Facebook, Instagram y YouTube.

Ayuda seguir a personas o páginas que nos motiven a leer más, también es recomendable seguir algunos medios que no nos gusten con el motivo de darle variedad a lo que vemos, finaliza Derakshan.

 

FUENTE: Technology Review


#redes sociales #internet #meme
Compartir Twittear Compartir