FB les negó trabajo y ahora son millonarios tras venderle WhatsApp

Redes Sociales

Por Sophimania Redacción
21 de Febrero de 2014 a las 11:56
Compartir Twittear Compartir
FB les negó trabajo y ahora son millonarios tras venderle WhatsApp

La bomba en Internet en estos días, y en le mundo financiero tecnológico es la noticia de que el Sr. Koum, de 37 años, y el señor Acton, de 42 años, vendieron WhatsApp a Facebook por 19 mil millones de dólares.

Algunos se preguntan si WhatsApp realmente valía tamaña cantidad de dólares, y existen todo tipo de conjeturas sobre si Facebook será capaz de rentabilizar tamaña inversión. Otros opinan que integrar a su marca una empresa que dos jóvenes lograron volver millonaria en cinco años- y gastando cero en publicidad, bien vale su precio.

Hasta hace 24 horas el fundador de WhatsApp Jan Koum y su socio Brian Acton eran relativamente desconocidos fuera de los círculos tecnológicos de Silicon Valley. Ahora están en las noticias en todo el mundo como los últimos multimillonarios de California.

Al igual que Mark Zuckerberg y Bill Gates, Koum no finalizó sus estudios universitarios. Los dejó para volcarse en su empleo como ingeniero de infraestructuras en Yahoo donde trabajó nueve años, tiempo en el que estrechó lazos con el también ingeniero informático Brian Acton.

Acton tuvo una infancia distinta a la de Koum. Su padre adoptivo había intentado ser jugador profesional de golf, y su madre tenía un negocio de carga aérea, según la revista Wired UK.

Ambos han descrito su experiencia en Yahoo con cierta frustración. Hasta que en 2007 dejaron sus empleos para emprender un viaje de un año por Sudamérica.

Pero lo más sorprendente e irónico de esta historia, es que ambos fundadores de WhatsApp fueron en rechazados por Facebook para trabajar ahí aún antes de que hicieran realidad WhatsApp. Lo de Acton quedó registrado en un twitt que envió al regresar de Sudamérica y tras haber solicitado, sin éxito, un empleo en Facebook. "Facebook me rechazó...esperando la próxima aventura", se quejó entonces en el 2009, a través de la red social Twitter.

 

whatsapp facebook twitter

Esto es una ironía que está siendo la carnecita del momento en las redes, después de la enorme cantidad de dinero que el gigante de las redes sociales ha tenido que desembolsar para comprar WhatsApp, que quién sabe, quizás, pudieron haber tenido de forma mucho más barata si los hubieran contratado en su momento.

Pero Koum y Acton tenían algo en mente, así que siguieron con sus planes. En sus inicios alquilaron un despacho en Mountain View, a pocos metros de donde Koun y su madre solían ir a recibir el subsidio estatal para comprar alimentos. Aquí empezaron y el plan era crear una aplicación que fuera capaz de anunciar el estado de todos los contactos de teléfono del usuario, tipo "estoy en el gimnasio" o "sin batería". Pero la idea evolucionó hasta convertirse en un sistema de envío de mensajes gratuitos entre números de teléfono de cualquier país.

 

whatsapp facebook sillicon

Koum y Acton se negaron siempre a invertir un sólo céntimo en publicidad, y aun así en 2011 su creación ya era una de las 20 aplicaciones más descargadas en la tienda de apps de Apple en Estados Unidos.

Grandes inversores llegaron para los hoy multimillonarios de California, hasta entonces aún tratando de sacar adelante su App. Sequoia Capital fue quien le proporciono 8 millones de dólares en inversión y con esto se inició su carrera en ascenso. Para el 2013 contaban con 200 millones de usuarios y unos 50 empleados.

Con la venta de Whatsapp por 19 mil millones de dólares, la pareja de amigos supera a otros jóvenes emprendedores convertidos en millonarios como Janus Friis(38) fundador de Skype, quien vendió Skype a Microsoft por 6 mil millones de dólares, o Kevin Systrom(31) y Mike Krieger(28) que recibieron mil millones de dólares de parte de Facebook por Instagram.

 

whatsapp facebook bill marck

¿Tiene alguna millonaria aplicación en mente? Adelante, estas historias solo nos inspiran a seguir nuestros sueños e instintos. Claro, siempre que tengamos alguna simple pero extraordinaria idea. ¡Buena suerte!


Compartir Twittear Compartir