StartUp canadiense remueve CO2 del aire y lo recicla

Redes Sociales

Por Sophimania Redacción
12 de Octubre de 2015 a las 19:52
Compartir Twittear Compartir
StartUp canadiense remueve CO2 del aire y lo  recicla

Carbon Engineering es una StartUp canadiense que ha lanzado un proyecto piloto para succionar CO2 de la atmosfera y luego convertirlo en gránulos que, o bien se pueden utilizar como combustible o pueden ser almacenadas en el subsuelo para ser usado posteriormente.

 

Aunque la instalación de pruebas hasta el momento sólo ha extraído 10 toneladas de CO2 desde su lanzamiento en junio, sus operaciones darán información para la construcción de una planta comercial de $ 200 millones en 2017, que se espera pueda extraer 1 millón de toneladas por día. Se planea comenzar a vender los combustibles sintéticos a base de CO2 para el año 2018.

 

"Ahora es posible tomar el CO2 de la atmósfera, y utilizarlo como materia prima junto con el hidrógeno, para producir combustibles limpios", dijo a AFP, el director ejecutivo de la empresa Adrian Corless. Carbon Engineering no es la única empresa con la intención de solucionar nuestros problemas con el dióxido de carbono, pero dice ser la primera en demostrar que la tecnología puede ser comercialmente viable.

 

En vez de reciclar el CO2 que brota de las chimeneas de las fábricas, Carbon Engineering se ocupará de las emisiones de carbono cotidianas como de las ciudades, el transporte y la agricultura. "Son emisiones de fuentes que no se podrían capturar otra manera", dice Corless.

 

La captura de aire directo funciona igual que las nuevas células solares que dividen el agua en un combustible de hidrógeno (la planta de reciclaje de CO2 extrae el CO2 del aire utilizando un complejo sistema de ventiladores gigantes, y lo combina con hidrógeno líquido extraído del agua). Esta mezcla puede entonces ser convertida en gránulos sólidos de carbonato de calcio, y, o bien se calienta a entre 800 y 900 grados Celsius para liberar carbono puro para su uso como combustible, o se almacena para ser usado más adelante.

 

"Todavía es una planta a escala piloto", dijo Corless a CBC News. "Pero es muy importante, porque es la primera vez que alguien ha demostrado que una tecnología de captura CO2 tiene el potencial para ser ampliada para ser lo suficientemente grande como para ser relevante desde el punto de vista del medio ambiente o el clima."

 

De acuerdo con CBC News, la planta más grande debe ser capaz de producir hasta 400 litros de gasolina o diesel por día utilizando este método. Una de las principales cosas que tiene a su favor es que, ya que convierte el CO2 en combustible, no será necesario ningún cambio en la infraestructura para alimentar grandes consumidores de combustible-tales como barcos, aviones y camiones de larga transporte. 


Compartir Twittear Compartir