Ahora todo "objeto inteligente' tendrá acceso a Alexa, asistente virtual de Amazon

Robótica e Inteligencia Artificial

Por Sophimania Redacción
24 de Enero de 2017 a las 09:30
Compartir Twittear Compartir
Ahora todo "objeto inteligente' tendrá acceso a Alexa, asistente virtual de Amazon
Alexa pronto podría estar en todos los hogares. Foto: Amazon

Con la llegada de los asistentes personales de inteligencia artificial como Siri, Google y Alexa de Amazon se está abriendo todo un abanico de oportunidades para los desarrolladores que deseen implementar sistemas similares a “artefactos inteligentes” como televisores, relojes y autos.

Por ejemplo Alexa de Amazon está a punto de estar en todas partes: en smartphones, habitaciones de hotel, el hogar, incluso en el auto. En el año que Amazon ha abierto el kit de desarrollo de Alexa, muchas empresas han integrado comandos de voz simple en sus productos. Sin embargo, este concepto aún presenta problemas y se siente lejano. El reto no está en crear los dispositivos, sino en crear una experiencia de usuario que pueda satisfacerlo.

Esto no es imposible, pero tomará tiempo. "El próximo par de años van a haber un montón de objetos parlantes", dice Mark Rolston, ex director creativo de Frog y co-fundador del estudio Argodesign. Las reglas que dictan cómo interactuar con todos los dispositivos conectados y cómo interactúan entre sí, aún no están escritas. Desarrollar normas y estándares requerirá tiempo y experimentación.

Dentro de las empresas interesadas en trabajar con Alexa están LG con su refrigeradora InstaView Smart Fridge, que, entre otras cosas, muestra las sugerencias de las comidas en una pantalla LCD de 29 pulgadas con un simple: "Alexa, muéstrame recetas". Ubtech está desarrollando un pequeño robot llamado Lynx que funciona con Alexa y ya demostrado dar respuestas muy sencillas. Otras marcas son Mattel, Lenovo, y Klipsch. Incluso Ford y Volkswagen fueron al CES con autos que ofrecieron Alexa en el tablero de instrumentos.

En teoría, que Alexa esté en todas partes es positivo. Cuantos más dispositivos la tengan, más fácil será su experiencia. En la práctica, el carácter abierto de Alexa Voice Services hace que la experiencia de usuario consistente sea un gran desafío de diseño. Es por eso que Amazon está desarrollando directrices para que los desarrolladores usen la palabra “Alexa” y tengan un lenguaje simple y explícito en sus comandos.

"Nuestro objetivo principal es hacer que las interacciones de Alexa con un cliente sean fáciles", dice Brian Kralyevich, vicepresidente de diseño de experiencia de usuario de Amazon para productos digitales. "Un cliente no debe tener que aprender un nuevo idioma o estilo de hablar con el fin de interactuar con ella. Deben ser capaces de hablar con naturalidad, como lo harían con un ser humano, y ella debería ser capaz de responder. "

Esto es fácil cuando pides una canción o le ordenas a tu nevera que haga hielo. Pero a medida que la casa se llena con dispositivos inteligentes, abordar cada dispositivo individualmente se volverá engorroso. "En un nivel alto es necesario ser capaz de interactuar con los dispositivos como uno quiera", dice Dan Faulkner, vicepresidente senior de la compañía de software Nuance. "¿Si creo que en dos años, tres años, vamos a tener millones y millones de usuarios aprendiendo la única forma de diálogo con cada dispositivo diferente? No me parece probable”, añade.

Por ahora, sin embargo, la mayoría de estos dispositivos ofrecen básicamente lo mismo. Cuando uno le dice "Alexa" a su refrigerador, otros dispositivos que funcionan con Alexa también estarán escuchando ¿Cómo se podría hacer para que no se repitan las órdenes?

Una solución es diversificar la palabra de alerta para que pueda dirigirse a cada dispositivo directamente, dice Rolston. Otro enfoque es dejar que el gadget lo averigüe. La tecnología "Echo Spatial Perception" de Amazon calcula la proximidad a cada dispositivo para que sólo responda el más cercano. Pero incluso esa es una solución temporal. Idealmente, los gadgets se conectarán a un concentrador central, como un hub ubicado en la cocina o el auto.  

Faulkner está de acuerdo. "Nuestra visión para esto es que las capacidades de voz estén más adaptadas a la estructura de la casa para que sea útil", dice. "Todos los dispositivos necesitan ser conscientes el uno del otro y uno necesita poder hablar con los dispositivos de una manera interoperable", añade.

Para hacerlo funcionar se requiere de la cooperación entre los desarrolladores de la plataforma, o de un mercado dominado por una sola compañía. Faulkner dice que Nuance está trabajando con compañías de software para averiguar cómo combinar distintas plataformas. Llegar a interactuar con una casa inteligente de manera eficiente y natral requerirá que los dispositivos comprendan el lenguaje natural.

 

FUENTE: WIRED


#amazon #ia #alexa
Compartir Twittear Compartir