Hillary Clinton llevó una campaña basada en algoritmos predictivos

Robótica e Inteligencia Artificial

Por Sophimania Redacción
10 de Noviembre de 2016 a las 17:32
Compartir Twittear Compartir
Hillary Clinton llevó una campaña basada en algoritmos predictivos
La candidata Clinton confió mucho en la tecnología... y perdió. Foto: Washington Post

El uso de la Big Data y los algoritmos predictivos se están popularizando en todos los campos de la actividad humana y obviamente iba a hacer usado en la política. Por eso Hillary Clinton, la candidata por el partido demócrata en Estados Unidos, usó un nuevo sistema llamado Ada (en honor a Ada Lovelace, la primera programadora de la historia) durante su última campaña para predecir las tendencias en los votantes.

Sin embargo, Clinton perdió. Entonces ¿qué pasó? Como hemos visto, la Inteligencia Artificial no es infalible y es sólo tan confiable como el tipo de data que se le proporcione, y eso es lo que lo puede haber pasado a la ex Secretaria de Estado norteamericana.

Ada es un complejo algoritmo informático que la campaña estaba preparada para desvelar públicamente después de las elecciones como su invisible guía. Se decía que el algoritmo desempeñaba un papel en, virtualmente, cada decisión estratégica que los ayudantes de Clinton tomaron, incluyendo dónde y cuándo desplegar acciones con la candidata o dónde transmitir anuncios televisivos, igual como cuándo y dónde era preferible permanecer en silencio.

Si bien era ampliamente conocido por el entorno que la campaña de Clinton dependía mucho de la analítica de datos, los detalles sobre Ada están guardados bajo mucho secretismo. El algoritmo estuvo funcionando en un servidor separado del resto de la campaña de Hillary Clinton como precaución de seguridad, y solamente algunos asesores de alto rango podían acceder a él.

Según estos mismos asesores, datos sobre sondeos públicos y privados fueron alimentados en el algoritmo, así como los datos electorales recogidos meticulosamente por los asesores de campaña. Una vez iniciada la votación temprana, esos números también fueron tomados en cuenta.

Lo que hizo Ada, basándose en todos esos datos, fue ejecutar 400 mil simulaciones al día de cómo podría ser la carrera contra Trump. El informe subsiguiente le dio al gerente de campaña, Robby Mook, y a otros especialistas, un cuadro detallado de qué estados eran más propensos a inclinar la carrera en una dirección u otra, y guiar las decisiones sobre dónde pasar más tiempo y desplegar mayores recursos.

Ya existen experiencias del uso de la analítica en campañas. Pero los ayudantes de Clinton estaban convencidos de que su trabajo era mucho más sofisticado que el empleado por el presidente Obama durante su campaña, y que este les daría una gran ventaja estratégica sobre Trump.

Sin embargo, aunque Ada predijo con exactitud la importancia del estado de Pennsylvania (Clinton hizo su penúltima presentación allí), falló en resaltar la importancia de otros estados como Michigan o Wisconsin, donde ella perdió.    

Al parecer, lo que ocurrió es que Ada - al igual que la mayoría de analistas políticos- subestimó el poder de los votantes rurales en los estados del cinturón industrial, donde se congregan muchos trabajadores de industria pesada y manufacturas que sintonizaron más con el candidato republicano.

Igual hay factores que ni la más fina máquina de inteligencia artificial puede predecir, como el escándalo que ocasionaron las dos cartas que envió el FBI sobre una investigación hecha al servidor privado de Hillary Clinton; y que a la larga terminaron mellando la credibilidad de la candidata demócrata.

 

FUENTE: THE WASHINGTON POST


#big data #algoritmo #hillary clinton
Compartir Twittear Compartir