Jellyfish-Biorobotics: Peruanos desarrollan biorobótica para cuidar el medioambiente

Robótica e Inteligencia Artificial

Por Victor Roman
13 de Mayo de 2016 a las 13:38
Compartir Twittear Compartir
Jellyfish-Biorobotics: Peruanos desarrollan biorobótica para cuidar el medioambiente
Jellyfish-Biorobotics aprovecha la fabricación biológica para cuidar el medio ambiente. Imagen: Jellyfish-Biorobotics

Los emprendimientos llamados start ups son una tendencia mundial hace más de una década. Al Perú han llegado finalmente hace unos años. Las start ups son un modelo de negocio de corte tecnológico o de innovación, que busca replicarse y que tiene grandes posibilidades de escalar económicamente.

En el Perú actualmente funcionan varios motores o aceleradoras que promueven startups de peruanos, una de ella es Startup Perú que funciona desde el 2014 promovida por el Ministerio de la Producción. Precisamenteuno de los últimos ganadores del concurso que Startup Perú promueve, ha sido Jellyfish-Biorobotics. Se trata de una empresa tecnológica que recibirá como premio un financiamiento del estado para desarrollar su propuesta: un pez robot con sensores biológicos que detecta la presencia de contaminantes. El pez robot puede identificar los contaminantes de las industrias extractivas que se encuentran en los cuerpos de agua o tierra, así como también las sustancias potencialmente peligrosas para el ecosistema como arsénico, mercurio, petróleo, y más.

Jellyfish_home1.png
Prototipo de softrobot con forma de pez. Foto: Jellyfish-Biorobotics

Luis Flores Olazo, ingeniero electrónico, CEO y fundador de Jellyfish-Biorobotics, contó a Sophimania que la idea nació en el Fab Lab Lima, organización sin fines de lucro que promueve el conocimiento de la fabricación digital. Fab Lab Lima les sirvió como incubadora para desarrollar su concepto y les dio los conocimientos básicos para la bio-fabricación digital.

En Jellyfish-Biorobotics estamos trabajando en la integración de sistemas biológicos con sistemas robóticos”, explica Luis. “El sistema biológico es un sensor que contiene componentes biológicos o microorganismos enteros modificados genéticamente para expandir sus capacidades sensoras y lograr que detecten presencia de contaminantes… es decir aprovechamos la maquinaria biológica de una bacteria para poder detectar contaminación en agua”.

El ingeniero Flores explicó que estos sensores dentro un robot son capaces de monitorear lagos, ríos y lagunas a costos accesibles. También señaló que luego “toda esta información producto del monitoreo se alojará en un plataforma cloud desde donde se podrá acceder a los datos y la ubicación del robot, este sistema se conoce como RaaS: Robot as a Service”. 

Jellyfish_funcionamiento.png
Funcionamiento  del biorobot. Foto:  Jellyfish-Biorobotics

Ahí es donde entra el modelo de negocio, ya que este sistema podría ser útil para gobiernos que desean monitorear mineras, empresas en industrias extractivas que quieren tener datos exactos de su impacto en el medio ambiente, y organizaciones no gubernamentales especializadas en el cuidado del agua. Pero de momento ellos prefieren enfocarse en el desarrollo del producto más que en el modelo de negocio, “creemos que el modelo de negocio es una propiedad emergente, es decir que emerge del proceso de crear un producto o servicio”, asegura Flores.  

Esa es, precisamente una de las características de las startups. El ejemplo más conocido quizás sea el de Facebook. Se sabe que Eduardo Saverin, socio de Mark Zuckerberg quería comenzar a obtener ingresos inmediatos en base a la red social pero Zuckerberg se opuso firmemente pues quiso esperar hasta que Facebook esté bien desarrollado y llegue a tener una masa crítica para comenzar a generar dinero. 

Otra de las razones para confiar en el futuro éxito de Jellyfish-Biorobotics es su equipo; además de contar con el ingeniero Luis Flores, esta startup tiene entre sus miembros a Carlos Venegas, un desarrollador web y especialista en servicios Cloud, así como y al reconocido Dr. Julio Valdivia, científico investigador asociado del Instituto SETI de NASA y fundador de la Sociedad Científica de Astrobiología del Perú.

Jellyfish_equipo.png
Equipo fundador de Startup peruana. Imagen: Jellyfish-Biorobotics

¿Por qué el nombre de “Jellyfish-Bioronotics” (medusa en castellano)? “Primero porque es un excelente ejemplo de lo que sería sería un softrobot, es decir, la incorporación de componentes suaves en la estructura de un robot con el fin de acercarnos más a una bioestructura.” y segundo porque “las medusas “son animales asombrosos y misteriosos que a su vez han contribuido a la ciencia” explica Luis Flores.

Ahora Luis y su equipo están probando nuevos diseños de detección de arsénico en agua con el fin de monitorear lagunas en su natal Cajamarca. En el río amazonas están trabajando en conjunto con el Fab Lab Flotante. Se entusiasma al hablar del gran salto que la empresa puede dar. “En un futuro, a mediano y largo plazo, queremos expandirnos globalmente. Uno de nuestros sueños es exportar tecnología de punta al mundo”, añade.  

Aún queda un largo camino para esta joven empresa pero haber ganado Startup Perú es un buen augurio de lo que puede encontrar en el futuro este emprendimiento pionero en su rubro. 

Jellyfish_home2.JPG
CEO y co fundador de Jellyfish-Biorobotics, Ing. Luis Flores probando un prototipo inicial. Foto: Jellyfish-Biorobotics



#medioambiente #startup #jellyfish biorobotics
Compartir Twittear Compartir