Mueren los robots enviados a Fukushima

Robótica e Inteligencia Artificial

Por Sophimania Redacción
12 de Marzo de 2016 a las 13:54
Compartir Twittear Compartir
Mueren los robots enviados a Fukushima

Hace 5 años, exactamente el 11 de Marzo del 2011, uno de los terremotos más fuertes de la historia desató un tsunami de hasta 10 metros que afectó la central nuclear de Fukushima en Japón. El desastre provocó colapsos en los que murieron cerca de 19 mil personas y contaminó una gran área alrededor de la planta.  

Hasta el día de hoy continúan los esfuerzos por descontaminar el sitio, y según la Tokyo Electric Power Company – TEPCO, la empresa que mantiene el sitio, los robots controlados a distancia que se enviaron a la zona de desastre “están muriendo” debido a las increíblemente altas cantidades de radiación filtrada que destruye su cableado.

Los robots, que tardan años en ser fabricados, fueron diseñados para nadar a través de los túneles bajo el agua de las piscinas de refrigeración, y retirar cientos de manchas extremadamente peligrosas de las barras fundidas de combustible. Pero al parecer eso no va a suceder en el corto plazo.

"Los esfuerzos para limpiar Fukushima, que se considera el mayor desastre nuclear desde el accidente de Chernobyl en 1986, están bajo un escrutinio continuo después de una serie de errores y la admisión de Tepco que los esfuerzos en el corto plazo para contener la contaminación puede llegar a tardar hasta 30-40 años, " dijo Peter Dockrill reportando para ScienceAlert en enero de este año, cuando los robots fueron desplegados por primera vez.

Se estima que el equipo solo ha solucionado hasta el momento el 10% de los problemas causados por los colapsos, y la presión por resolver todo no va a ceder en el corto plazo, especialmente con noticias llegando en diciembre de que la planta seguirá teniendo fugas de pequeñas cantidades de radiación en el Océano Pacífico.

Un enfoque que TEPCO ha tomado es el de construir una pared de hielo alrededor de la planta para evitar que el agua subterránea se contamine, pero ese plan aún no se ha completado, y sólo va a parar un poco el daño, no va a limpiar el desorden que seguirá estando allí.

"Es extremadamente difícil acceder al interior de la planta nuclear", dijo Naohiro Masuda, director de desmantelamiento de Tepco. "El mayor obstáculo es la radiación." Añadió. "Los reactores continúan sangrando radiación al agua subterránea y por lo tanto al Océano Pacífico", agregó por su parte Artie Gunderson, un ex ingeniero nuclear que no está involucrado en el proyecto. "Cuando Tepco finalmente detenga el agua subterránea, será el fin del principio."

El Reactor 3, que es donde se habían enviado los pobres robots que han fallecido recientemente, contiene niveles muy altos de radiación, y los humanos no se pueden acercar. Se estima que hay 566 conjuntos de barras de combustible que necesitan ser removidos de este reactor. "Las barras de combustible se fundieron a través de sus recipientes de contención en los reactores, y nadie sabe exactamente dónde están ahora", informa Reuters.

Tan pronto como los robots se acercaron a los reactores, la radiación destruyó su cableado y los inutilizó, causando largas demoras, y debido a que cada robot tiene que ser hecho a la medida para cada edificio, desarrollar cada uno demora dos años.

Todavía no está claro si unos robots más fuertes y mejores podrían limpiar el Reactor 3. Puede ser que la tecnología para construir robots que sean resistentes a altos niveles de radiación en realidad no existan, y los investigadores de TEPCO tendrán que pensar en alguna otra solución.

 

FUENTE: SCIENCEALERT


#radiación #robot #fukushima
Compartir Twittear Compartir