La simple pero elegante solución para el Hyperloop

Gadgets, Wearables e Innovación

Por Sophimania Redacción
11 de Mayo de 2016 a las 20:00
Compartir Twittear Compartir
La simple pero elegante solución para el Hyperloop
La competencia de Musk en los hyperloops acaba de dar un paso más. Imagen: Hyperloop Transportation Technologies

Desde que Elon Musk propuso la tecnología en 2013, la idea de construir un Hyperloop se ha hecho cada vez más cercana, sin embargo aún existe el problema de como impulsar un tren lleno de gente a más de 1200 kms por hora, eso sin mencionar el problema de cómo hacerlo levitar.

Ahora, Hyperloop Transportation Technologies, competencia de Musk, dice que ha encontrado respuesta a este última problema y acaba de firmar un acuerdo para utilizar un sistema poco conocido llamado "levitación magnética pasiva" para hacer flotar sus trenes dentro de  tubos. Desarrollado por el fallecido físico Richard Post en el Laboratorio Nacional Lawrence Livemore (LLNL) en California en la década de 1990, la tecnología podría ser una solución elegante, si se logra integrar con todo el sistema.

La levitación es clave para que funcione un Hyperloop, ya que las velocidades son casi supersónicas el concepto se basa en la idea de eliminar la mayor cantidad posible de fricción. Eso significa hacer correr los vagones casi en el vacío para reducir la resistencia del aire, y así moverse por encima de la pista y no sobre ella.

Ya existe una tecnología para eso: levitación magnética activa, que es lo que usan los trenes en Alemania, Japón y China para vencer la fricción y llegar a grandes velocidades. Sin embargo, estos sistemas de levitación magnética tradicionales tienen desventajas, requieren una potencia constante para alimentar los electroimanes del tren. Además de ser caros y complejos, una de las razones por la que estos sistemas no se han adoptado a nivel mundial.

Quizá por eso cuando Elon Musk propuso por primera vez el sistema, sugirió la levitación a través de cojinetes de aire, los que funcionan como pequeños aviones, creando un colchón de aire entre el vagón y la pista. Esta solución evitaba los problemas creados por el costo y la complejidad.

Aquí es donde entra el tipo menos conocido de la levitación magnética. En un sentido, la levitación magnética pasiva ha sido una solución a la espera de un problema. Nunca se ha utilizado para nada a esta escala, pero promete ser la manera mucho más simple, barata y más segura de hacer que el Hyperloop funcione.

La levitación magnética pasiva funciona siempre y cuando el vehículo esté en movimiento. El sistema, que Livermore llamó Inductrack, utiliza una serie de imanes permanentes en el vehículo. A medida que se mueven sobre rieles conductores en la pista, crean un campo eléctrico, y por lo tanto magnético. Ese campo empuja el vehículo hasta fuera de la pista. Es un sistema de auto-estabilización: Si la cápsula se eleva demasiado, se debilita la fuerza, y la cápsula cae de nuevo al nivel adecuado.

Debido a que la levitación es creada por el movimiento, una pérdida de poder simplemente significa que el tren desaceleraría lentamente, y sólo caería a la pista cuando su velocidad es cercana a cero. El tren necesitaría ruedas para esa eventualidad, así como para maniobras a baja velocidad dentro y fuera de las estaciones, pero eso es una desventaja menor.

Al igual que con la mayoría de las cosas relacionadas con el Hyperloop, hasta ahora la tecnología se ha probado solamente en una escala pequeña. Post construyó una pista de modelo a escala de 19 metros a finales de los años 90. Funcionó bastante bien para conseguir que la NASA se interese en el sistema como una forma de lanzar objetos en órbita.

La levitación magnética pasiva es aparentemente una buena solución, sería sorprendente si las otras empresas de sistemas en desarrollo no consideran el uso de alguna versión de ella. Hyperloop Tecnologies de Elon Musk dice que está investigándola, junto a otras ideas.

 

FUENTES: EL MUNDO, WIRED


#hyperloop #maglev
Compartir Twittear Compartir